Vie. 24. May 2024, Santa Fe - Argentina
Deportes

BOCA CAMPEÓN 2022: HA SIDO UN DELITO...?

BOCA CAMPEÓN 2022: HA SIDO UN DELITO...?

SANTA FE-ARGENTINA (PrensaMare)  La estadía de Sebastián Battaglia al frente de Boca Juniors fue vista con un cierto disgusto por la prensa que hegemoniza los temas futbolísticos en el país. Le ‘aguantaron’ que haya salido campeón, pero jamás los convenció.

Luego, cuando la dirigencia decidió cambiarlo, inmediatamente se pusieron de su lado y lo defendieron a rajatablas. El objetivo central no era reconocerlo a él, sino el atacar a la conducción del club. Concretamente a Juan R. Riquelme.

Una vez asumido Hugo B. Ibarra, los ataques hacia su persona, el destrato, la falta de respeto y las elucubraciones respecto a su llegada, a las relaciones internas en el plantel, a la discusión de renovación del contrato de un arquero, a la salida de otro futbolista, se transformaron en el tema central diario.

Eran tiempos en que Boca Juniors marchaba 11° en el torneo. Pero comenzó a ganar, y a 6 fechas del final ya era candidato. Eso produjo una mayúscula reacción aún más dura que el destrato diario. Porque se pretendía mostrar a un Boca fracasado y a otros rivales como representantes de “el” fútbol nacional.

Finalmente Boca fue campeón y dolorida la prensa hegemónica, planteo que más que un logro, lo había perdido Racing (¿?); inclusive pusieron en tela de juicio si River Plate debería haber “hecho fuerza” (¿?) a Racing, “beneficiando” a Boca...

En la semana posterior al logro boquense, se gastaron en “análisis”, pretendiendo demostrar que Boca había sido un ‘injusto’ campeón; que “Racing mereció más” (¿?); que fue un “torneo mediocre”; que “no se jugó bien”...

Todo fue válido para desmerecer el logro de Boca Juniors, que en un gran envión deportivo ganó 10 de sus últimos 13 partidos; con 2 empates y una derrota en Rosario.

Desde que los torneos de Primera contaron con más de 20 clubes participantes, se jugaron 8 torneos y Boca ganó 5. Con la particularidad que durante la gestión que encabeza Riquelme, debutaron 32 juveniles (en apenas 20 meses).

Una cifra importante si se la compara con los 39 que debutaron en los 8 años de Daniel Angelici (como presidente). Donde los boquenses en los últimos tiempos se han familiarizado con Luca Langoni (debutante el 28 de agosto; 19 años); con Exequiel Zeballos; con Gonzalo Morales; con Gabriel Aranda; y en especial con Alan Varela...

Juveniles surgidos en el club que respondieron, que en algún momento, de la mano de Hugo Ibarra, sumaron la cantidad de 10 jugadores en cancha formados en el club.

Con numerosos jugadores juveniles sumando experiencias en el exterior y en clubes locales. Destacándose –indudablemente-, Mateo Retegui, que fuera el goleador del último torneo con la casaca de Tigre.

Guste o no; se reconozca o no; la idea que llevan adelante las autoridades boquenses están dando resultado. Nada hubiera cambiado si no se hubiera salido campeón, pero sin lugar a dudas estos dos logros (con Battaglia y con Ibarra), refuerzan el trabajo que la prensa hegemónica ignora, niega, rechaza y oculta. Lo de Boca Juniors no ha sido un delito, sino un acierto para reforzar la renovación y oxigenación del fútbol argentino.