Dom. 14. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO

EL MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO

ROMA-ITALIA  (Maria Sposito, especial para PrensaMare)  El papa Francisco nombró al ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, miembro de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales.

SE trata ni más ni menos que un claro apoyo a la forma en que el mismo negocia ante el Fondo Monetario Internacional, y a su visión respecto al endeudamiento de los países no-poderosos.

Esa designación fue informada a través de la Sala de Prensa de la Santa Sede. En el informa refirieron al currículum de Guzmán, que es Licenciado en Economía (Universidad Nacional de La Plata, Argentina), con un Doctorado en Economía (Universidad de Brown, EEUU), y un posdoctorado (Universidad de Columbia, EEUU).

Curriculum que muy pocos argentinos le conocen y valoran. Inclusivve desconocen que es un experto en propuestas y negociaciones de deudas soberanas. Tanto es así que ha trabajado en esa difícil ingeniería financiera asesorando a varios endeudados países europeos.

"Los académicos son nombrados por el Santo Padre en función de sus competencias en ciencias sociales y de su integridad moral", establece el estatuto de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales. Dicho organismo cuenta al frente -como canciller- al monseñor argentino Marcelo Sánchez Sorondo y anteriormente, en septiembre de 2020, había sumado al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, como otro de sus miembros (actualmente persona ‘de peso’ en el asesoramiento del presidente argentino Alberto Fernández).

Francisco y Guzmán se habían reunido el 14 de abril pasado durante 45 minutos en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico del Vaticano. Allí analizaron la dificilísima situación de la deuda externa argentina, que busca renegociar el Gobierno.

En los últimos tiempos, el Papa ha realizado públicos pedidos para que los organismos internacionales avancen en una "reducción significativa de la deuda" de los países más empobrecidos.

La Academia Pontificia de Ciencias Sociales fue fundada por Juan Pablo II en 1994 para "promover el estudio y el progreso de las ciencias sociales, económicas, políticas y jurídicas a la luz de la doctrina social de la Iglesia": sus miembros son nombrados por diez años y pueden ser renombrados.

Este organismo –en ese momento y por varios años- actuó como un apéndice del poder neoliberal mundial, y surgió como una ‘recomendación’ hecha llegar desde Washington...

Francisco ha buscado darle otro contenido y otro rumbo a sus conclusiones. También forma parte de dicho organismo otro argentino: el antropólogo Marcelo Suárez-Orozco. Todos los miembros son elegidos por su alto nivel de competencia en alguna disciplina social; es un organismo autónomo y sus miembros (nombrados por el Papa), no puede ser ni inferior a 20 ni superior a 40. Cada miemnro se integra por 10 años y pueden ser renombrados.

El objetivo de Francisco es que en esta nueva etapa dicho organismo tenga una función ‘más social’ y cerca de las necesidades de las naciones y sus pueblos. Lo que significa, un rumbo diferente al que le estableciera en su momento Juan Pablo II.