Lun. 26. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

JUNTOS POR EL CAMBIO APUESTA AL ESTALLIDO (Rodolfo O. Gianfelici)

JUNTOS POR EL CAMBIO APUESTA AL ESTALLIDO (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  A través de un comunicado titulado: “Una nueva maniobra del Ministerio de Economía que solo traerá más inestabilidad”, los bloques legislativos de Diputados y el Senado, que integran dicha alianza neoliberal y derechista salieron a atacar la política econoómica nacional.

El objetivo político es el hacer fracasar el canje de deuda que impulsa el ministro Sergio Massa. Desde Juntos por el Cambio argumentan que dicho cambio "supondrá un enorme riesgo para los argentinos porque podría desembocar en un salto inflacionario aún mayor".

Esta ha sido la respuesta opositora al trabajo del Ministerio de Economía tratando de acordar un nuevo canje de deuda en pesos con los bancos y el sector público.

Lo que se busca es lograr tranquilidad económica en un duro año electoral. Se apuesta a postergar los vencimientos previos a las elecciones PASO para llevarlos a 2024 y 2025.

Ante ello, Juntos por el Cambio, lejos de valorar el pretender tranquilizar o enfriar la economía para el 2023, lo que busca es que todo “estalle por los aires”.

Lo increíble del caso es que quienes salen a oponerse a esto son los mismos que entre 2015 y 2019 –siendo gobiernos- no pudieron controlar la inflación, empobrecieron a millones de ciudadanos, ataron al país nuevamente al FMI, y le crearon una mega-deuda externa con venicmientos escalonados breves e impagables. Dejaron al país en un virtual default (sin que se sepa adonde terminó el mega-préstamo fondomonetarista).

El equipo de Massa busca otorgar mayor credibilidad –según su parecer- para el país ante los acreedores, ganando tiempos. Para ello propone:

·         Un canje a los bancos con un ‘bono dual’ (ajustado por inflación o devaluación)

·         La posibilidad de vender todos los títulos al Banco Central en cualquier momento

·         Un seguro de cambio para los bonistas (los bancos) y

·         Que la deuda local (que vencía cada 3 meses), tenga vencimientos diarios

·         Todo ello extendido hasta el año 2024.

Este oposicionismo va en concordancia con ciertos ‘análisis’ y ‘explicaciones’ que se vierten desde los medios de comunicación, buscando generar una constante incertidumbre local e internacional.