Jue. 29. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

PANAMÁ: OTRO AÑO QUE SE VA (Franklin L. Candanedo)

PANAMÁ: OTRO AÑO QUE SE VA (Franklin L. Candanedo)

CIUDAD DE PANAMÁ-PANAMÁ (por Franklin Ledezma Candanedo)

En el crepúsculo existencial.

“A veces melancólico me hundo

en mi noche de escombros y miserias,

y caigo en un silencio tan profundo

que escucho hasta el latir de mis arterias”

 

Abstracción de Julio Flórez (poeta colombiano).

Otro año que se va

y tú no estás conmigo…

Te fuiste para quedarte

entre mis células

enamoradas…

para guiar mis pasos

hacia ti…

para enseñarme que el amor

no se compra

ni se vende…

porque el amor

se siente

como se siente el sol

cada mañana.

 

Otro año que se va

y deja espinas en el alma…

que son abrojos

que lastiman mis sentidos…

porque con él se fue

la luz radiante

de sus ojos…

el fuego que nos consumía

cada hora…

cuando la felicidad dormía

en nuestro lecho

y renacíamos a la vida

con más antojos.

 

Otro año que se va

y tú no estás conmigo…

te fuiste lejos

para que comprendiera

que sin ti

no soy nadie…

que juntos somos vida

y que la vida solo tiene sentido

cuando tu cuerpo

y el mío

están fundidos.

 

Otro año que se va

y tú no estás conmigo…

te fuiste para que me doliera

tu ausencia…

para que comprendiera

aunque tarde…

que la vida sólo es vida

si estamos juntos…

para que supiera

en carne propia…

el significado

de una luna

sin celajes maravillosos…

de un sol sin destellos

calcinantes…

de tardes sin estíos…  

sin albas que nos hacen

florecer

y sin el canto de aves que estremecen

los sentidos.

 

Otro año que se va

y tú no estás conmigo…

y por eso…

y por eso no tiene sentido

una existencia vacía…

no hay motivo

para vegetar

sin rumbo…

para crucificarnos en un altar

de sueños rotos…

y para añorar

lo que perdimos…

por buscar espejismos

en desierto

ignoto.

 

Otro año que sea va

y tú no estás conmigo…

desame suerte

que la necesito tanto… 

porque sin ti

nada soy…

tumba abierta

en campo santo…

árbol deshojado…

cauce vacío…

río sin corriente…

tronco añejo

sin raíces…

sin vida…

sin un beso siquiera…

sin un adiós.

                      Horas finales de este viernes 30 de diciembre de 2022.