Dom. 25. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL MENSAJE DE JAVIER MILEI A LA UNIÓN INDUSTRIAL

EL MENSAJE DE JAVIER MILEI A LA UNIÓN INDUSTRIAL

SANTA FE-ARGENTINA (Especial para PrensaMare)  Muchas veces no es necesario hablar; simplemente con el silencio o la ausencia se están diciendo muchas cosas profundas.

El tema es claro: El presidente electo, Javier Milei, decidió no asistir a la conferencia anual de la UIA (Unión Industrial Argentina). Dejó plantados a los Ceos por segunda vez en un mes, enviando en su representación (¿?) a Guillermo Francos y a Diana Mondino.

Para la Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina, la presencia de Milei constituía un hecho importante por sus planteos políticos y económicos, y el poder industrial nacional deseaba escuchar cual sería su mensaje.

Pero desde el mileismo el desplante fue tan grande que ni siquiera avisaron antes del comienzo del evento su ausencia. Recién en la UIA se enteraron de su no llegada cuando ya exponían los primeros paneles. La noticia de su ausencia llegó a través de un comunicado de la Oficina del Presidente Electo...

Fue así que arribaron más tarde en su representación (¿?) dos personajes que nada tienen que ver con el tema industrial: el designado Ministro del Interior Francos y la designada canciller Mondino.

Lejos de escuchar en voz de Mondino un mensaje esperanzador o de apoyo a la industria en general, ella se dedicó a desafiarlos y chicanearlos: "Vayan comprando generadores de luz (porque) no hay pa´todos". Un aviso amenazador en el sentido que en el verano no alcanzará la producción eléctrica (¿?).

Nuevamente Milei con el desplante deja en evidencia que poco y nada le interesa la actual y la futura industria en el país. Lo cual constituye un panorama negrísimo para las pymes, aún peor al que impuso la gestión de Mauricio Macri (2015-2019), cuando desaparecieron alrededor de veinte mil firmas pequeñas y medianas.

El panel de Mondino...

Fue coordinado por el textil Luis Tendlarz y el economista de la UIA y actual director, Diego Coatz. Cuando este último presentó las dificultades de la coyuntura económica, entre ellas lo que se perdió por la sequía, inmediatamente Mondino, en forma canchera y soberbia le dijo:

·         "No me vas a decir que vos también te comiste el cuento de la sequía...".

Una expresión desubicada y hasta irrespetuosa (trató de desinformado al expositor...?), que sorprendió a todo el auditorio del Centro de Convenciones de Buenos Aires.

Pero ese fue un ‘aviso’ de la canciller, que más adelante expuso:

·         "Muchachos, ¿por qué el gasoducto lo tiene que hacer el Estado?" (refiriéndose al Gasoducto Néstor Kirchner, que le garantizará al gobierno de Milei un ahorro de 4000 millones de dólares en importaciones energéticas).

Una expresión inentendible, quizás pensando –la canciller- que estaba hablando en un asado entre amigos y/o compinches, al tratarlos de “muchachos”...

Luego avanzó con el mismo tipo de verbalidad, con una sensacional promesa:

·         "Muchachos, si llegaron hasta acá, aguanten seis meses, que este va a ser el mejor país del mundo".

Para ese momnto, el disgusto se notaba en el ambiente; el malestar en cómo eran tratados cayó de forma pésima. Pero aún faltaba algo más, al prometer:

·         "En enero y febrero, el que no tenga un generador, vaya comprándolo, porque si se llega a reactivar un poquito la industria no hay energía pa´ todos. Hagan contratos, hagan algo, porque no va a haber...".

Todo dicho con una sonrisa burlona y canchera; casi con sorna (¿?).

Cuando llegó el turno de exposición de Francos, buscó –de manera más política- intentar poner paños fríos:

·         "El otro día Javier dijo que no iba a cometer un industricidio, que es una palabra novedosa, y yo quiero que ustedes tengan claro que somos conscientes de que se tiene un norte pero ese norte se llega a través de un sendero que tenemos que construir entre todos. No hay un mañana que pueda construirse si no transitamos en conjunto ese sendero".

Las palabras de que fuera representante argentino ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fueron ‘delicadas’, pero al fin de cuentas no aportaron absolutamente nada. Para peor luego terminó halagando lo hecho durante la gestión de Carlos Menem:

·         "Menem tuvo un gran equipo y tuvo una gestión que con sus más y sus menos generó el inicio en Argentina de una transformación muy importante. Y aquí, en esta sede, dijo esta frase: ‘No hay industria sin pacto de convivencia, moneda sana, seguridad jurídica y estabilidad’. Pasaron 30 años y tenemos que seguir diciendo lo mismo".

Un verdadero fiasco para el sector industrial, pero entendible si se tiene en cuenta todo lo que Milei ha venido diciendo desde hace 4 o 5 años.

El titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, intentó no comprender la realidad, expresando: "la industria espera anuncios y señales claras de hacia dónde ir... si no tenemos estabilizaciones macroeconómicas, nada puede crecer en la Argentina más que la inflación y los problemas".

Evidentemente él no quiere ver lo que es claro y contundente.

A la par de ello, el reaccionario empresario...

Cristiano Rattazzi, enrolado con Javier Milei desde hace meses, mostró todo su clasismo y dureza. Quien ha sido el titular de la exFIAT, consideró que "las industrias de autos son muy fuertes, preparadas y pueden adaptarse a cualquier cosa. ¿Qué es un despido?, si hay algo que no se hace más, no se hace más, pero no es que sean despidos, son reajustes donde los tenga que haber... el país va a salir muy reforzado y rápido. Me encanta el plan económico de Milei".

Quien quiera oir que oiga...