Vie. 24. May 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

VIDAL APROVECHA A NISMAN PARA HACER POLÍTICA (Rodolfo O. Gianfelici)

VIDAL APROVECHA A NISMAN PARA HACER POLÍTICA (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  El 18 de enero la política derechista Maria Eugenia Vidal apareció en las redes sociales refiriéndose al fiscal Natalio Nisman y reclamando “justicia”.

Lo hizo casi al mismo tiempo en que se conocía que su correligionario de partido (PRO) Dario Nieto, se sumaba a su “equipo” político para buscar ser presidenciable.

Resultó un nuevo golpe bajo de la cuestionada exgobernadora bonaerense, aprovechando el suicidio de Nisman, para instalarse como ‘justiciera’ (al cumplirse 8 años de su decisión suicida). Por otra, el sumar a Nieto entre sus personas de confianza, evidencia su pensamiento y rumbo ideológico. Se trata ni más ni menos de quien se desempeñara como Secretario Privado del presidente Mauricio Macri y que está involucrado en la causa de espionaje ilegal.

Todo tiene que ver con todo; y es bueno recordarlo, señalarlo.

Mientras la política macrista aprovecha la fecha para ganar espacio mediático y hacer política de baja calidad, desde la fiscalía a cargo de la causa (de Nisman) se deja trascender que se avalaría la idea del asesinato.

Lo inverosímil del caso es que ninguno de los interesados (dentro de la justicia, de los medios de comunicación, desde entidades, o los partidos políticos) pueden a portar prueba alguna que demuestra la existencia de un crimen. No pueden acusar a nadie.

Al cumplirse los 8 años de su suicidio, es bueno recordar:

·         Se carecer de pruebas serias que indiquen la posibilidad de un asesinato

·         Los interesados en sacar provecho de dicha muerte niegan el suicidio y reclaman “justicia”. Para lo cual repiten denunciar que se fueron cayendo una tras una durante años

·         Lo único que existe en la causa es un “peritaje” armado por Gendarmería (cuando Patricia Bullrich –gobierno de Mauricio Macri-, era Ministra de Seguridad; y dicha fuerza respondía a ella...)

·         En su momento, el fiscal Eduardo Taiano y el juez Julián Ercolini se negaron a que los peritos declaren bajo juramento. Tampoco que confronten con los expertos del Cuerpo Médico Forense

·         Los profesionales del Cuerpo Médico Forense han sostenido que “no hay rastros de accionar homicida, desde el punto de vista de la evidencia médico legal”

·         Los peritos de la Policía Federal concluyeron que “no había ninguna otra persona en el baño al momento del disparo”

·         En su momento, los especialistas del Ministerio Público de Salta (que analizaron las manos) afirmaron que "sobre las muestras analizadas se hallaron partículas consistentes con residuos de disparo"

·         A la causa se sumó una declaración de un agente de la AFI (un espía de la Agencia Federal de Inteligencia) que en enero de 2015 allí trabajaba. Tras asumir Macri llegó hasta la Ministra Bullrich y posteriormente trabajó para ella. Declaró que en la noche del 18-1-2015 fue a Puerto Madero; con ello le alcanza a la Fiscalía para afirmar que llegó allí porque sabía que Nisman estaba muerto en el baño. Pero lo cierto fue que el espía llegó a medianoche (2 horas más tarde que fuera hallado el cuerpo en el baño) y ya se conocía públicamente la muerte

·         La maniobra del espía y de la Fiscalía es la de sostener que la presencia del espía en el lugar fue porque la AFI sabía que ‘algo importante’, ocurrió. El tema es que eso ya solo sabía... el país

·         Otro ‘aporte’ a la causa la hizo otro espía que afirmó que ese fin de semana en Puerto Madero; que tomó un café con otra persona y que pagó con su tarjeta. Lo cual no aporta absolutamente nada

·         Se continúa sospechando de Diego Lagomarsino (soporte informático que trabajaba con Nisman). Se sospecha de él porque prestó el arma (registrada a su nombre) al ‘alguien’ para cometer el crimen. Lagomarsino declaró al día siguiente de la muerte y todo lo que dijo se comprobó por las cámaras de los peajes, las del complejo en el que vivía, las del edificio Le Parc y las comunicaciones vía chat

·         El objetivo de la Fiscalía es hacer creer que Nisman no le pidió a Lagomarsino el arma

·         Antes de pedirle el arma a Lagomarsino, Nisman se la pidió a Rubén Benítez (su custodio de mayor confianza)

·         Está probado que ese sábado, Lagomarsino se fue del edificio Le Park a las 20:30:54. Después de esa hora, Nisman (que estaba vivo) chateó y habló por celular

·         El supuesto ‘comando iraní’ que habría matado a Nisman, jamás existió. Mientras las Fiscalía insiste con esta mentira, desde la AFI informaron en su momento que en enero de 2015 no estaban siguiendo ninguna presencia de un grupo iraní en Buenos Aires

·         La Fiscalía insiste en que las cámaras de Le Parc no funcionaban (y que por ello no se vio quién entró o salió). Lo cual es mentira; funcionaban 80 de las 101 cámaras, que registraron los movimientos

·         La justicia sabe perfectamente no sólo quién llegó y se fue del complejo, sino también quién subió por el ascensor

·         Las cámaras registraron los movimientos de Lagomarsino, de los custodios de Nisman y, cuando el fiscal no respondía a los llamados, el ingreso de la madre de Nisman (Sara Garfunkel), de los médicos, el cerrajero, la fiscal Viviana Fein, el juez Manuel De Campos, Sergio Berni (arribó al lugar cuando ya había llegado el magistrado), los peritos y el personal que actuó en el caso

·         Hasta el momento (en 8 años) nadie, absolutamente nadie –incluida la Fiscalía, ni el juzgado, ni ningún perito-, ha presentado una hipótesis sobre cómo pudo ingresar alguien al complejo de Le Parc, llegar al piso 13º, ingresar al departamento que estaba cerrado por dentro, entrar y salir de un baño (donde no existe pisada ni una huella ni rastros de ninguna pelea)

·         Además, no se hallaron pruebas fuera del baño (huella, sangre, piel, restos de indumentaria, tierra...)

·         Como en una película de James Bond, Gendarmería sostuvo que a Nisman le suministraron una droga: ketamina. Pero no se pudo determinar cómo hicieron porque en el cuerpo no existían pinchazos ni rastros de una inyección. Y lo peor: qué cantidad le ingresaron al cuerpo

·         Pero si todo ello es escandaloso, debe agregarse que Gendarmería... no hace autopsias. Pese a ello su personal dictaminó que a Nisman le rompieron el tabique nasal (lo que no se pudo probar en la autopsia y por una junta de quince médicos)

A ocho años de la muerte de Nisman, la causa sigue abierta sólo por razones políticas. Y no debería asombrar: el juez a cargo, Ercolini, ya mostró para quién juega. No sólo porque fue pasajero del vuelo privado con funcionarios del PRO y empresarios a Lago Escondido, sino también porque en los chats posteriores propone armar facturas falsas para tapar el escándalo. Aún así, sigue en su puesto.