Dom. 25. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

LAS CENIZAS DE GINO DONÉ EN CUBA

LAS CENIZAS DE GINO DONÉ EN CUBA

LA HABANA-CUBA (Especial para PrensaMare)  Una delegación de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (Anaic), llevará a Cuba las cenizas del partisano Gino Doné.

Se trata del único expedicionario europeo del Granma.

El titular de la Anaic, Marco Papacci, señaló a Prensa Latina que en los próximos días encabezará el grupo de integrantes de esa agrupación que dará cumplimiento, de esa forma a la última voluntad de Doné, de que sus restos descansen en esa nación.

Se prevé que el próximo 2 de diciembre, fecha en la que se conmemora el aniversario 67° del desembarco del yate Granma, las cenizas del expedicionario italiano sean depositadas en el Panteón de Combatientes de la Revolución cubana, en el cementerio de Colón de La Habana, señaló Papacci.

La delegación italiana...

Estará compuesta también por la expresidenta de la Anaic, Irma Dioli, y otros directivos de la agrupación, entre ellos Marco Fantechi y Alma Masé, así como por el bisnieto de Gino Done, Ivan Cadamuro.

A ellos se sumarán los exsenadores Vito Petroccelli (del Movimiento 5 Estrellas, actual presidente del Instituto Italia-Brics); Emanuele Dessi (Partido Comunista, titular de la Asociación para el Nuevo Orden Internacional); y Mattia Crucioli (Partido Alternativa, quien lidera la Asociación Unidos por la Constitución).

Doné, quien nació el 18 de mayo...

De 1924 en Monastier y falleció el 22 de marzo de 2008 en la comunidad de San Doná di Piave (provincia di Venezia), luchó como partisano contra el nazifascismo durante la segunda gran guerra, y en la década de los años 50 del pasado siglo se trasladó a Cuba, donde se unió a la lucha revolucionaria.

Desde la ciudad cubana de Trinidad (donde residía), viajó en 1956 a México para unirse a los expedicionarios, como enviado del Movimiento 26 de Julio, y trasladó parte del dinero que sirvió para comprar el yate Granma.

El 25 de noviembre de 1956, el luchador italiano, con el grado de teniente del tercer pelotón, bajo el mando de Raúl Castro, formó parte del grupo de 82 hombres que partió en esa embarcación del puerto mexicano de Tuxpan rumbo a Cuba, donde desembarcaron el 2 de diciembre.

Luego del combate de Alegría de Pío (ocurrido el 5 de diciembre), se trasladó hacia la ciudad de Santa Clara, donde realizó diversas acciones revolucionarias, hasta que en enero de 1957 recibió la orden de partir al extranjero para cumplir otras tareas.

A su regreso a Italia se destacó como firme defensor de la Revolución Cubana en ese país, e integró el círculo de la Anaic en la ciudad de Venecia.

Viajó muchas veces a Cuba y en 2005 durante el acto del 26 de julio por el aniversario 52 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, sostuvo un encuentro con el Comandante en Jefe Fidel Castro.

En diciembre de 2006, regresó por última vez para la conmemoración del aniversario 50° del desembarco del Granma.