Vie. 23. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

¡ES LA IDEOLOGIA, ESTUPIDO (por Manuel J. Gaggero)

¡ES  LA IDEOLOGIA, ESTUPIDO (por Manuel J. Gaggero)

CÓRDOBA-ARGENTINA  (por Manuel Justo Gaggero)  El reciente anuncio del Presidente de Rusia Vladimir Putin que su país había logrado alcanzar el objetivo  que se plantean todos los países del planeta afectados por el Covid 19, obtener la vacuna; provocó las reacciones más inusitadas y en algunos  casos patéticas.

En este último rango se inscribe la del inquilino de la Casa Blanca que se apresuró a negar, sin argumentos científicos, la ineficacia de esta. Con su estilo  que quiere parecer histriónico señalo que “luego de vacunarse cantaría La Internacional”.

Retrocedió treinta años. Por su lado, en nuestro país, los medios de comunicación hegemónicos y los “comunicadores” adscriptos a los mismos sostuvieron los argumentos de Trump ya que así se los pedía la “industria” farmacéutica. Como se podía explicar que las multinacionales como Pfizer o Roemmers quedaran rezagadas y hubieran sido superadas por el Centro de Investigación Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa.

Estos últimos anunciaron que a partir de diciembre y hasta enero fabricarían 5 millones de dosis, que serían inoculadas a los trabajadores de la salud y a los más vulnerables primero. Asimismo anunciaron que harían acuerdos con algunos países latinoamericanos.

El primero en responder fue Cuba cuya fabricación de medicamentos es reconocida internacionalmente. Recordemos que la única vacuna en el mundo  contra la meningitis B fue fabricada en la Patria de Martí y de Fidel y distribuida en todos los países incluido los Estados Unidos.

Esta Nación, que rebeló en esta pesadilla pandémica el espíritu de solidaridad que posee -mas de 45 misiones médicas cubanas han asistido a todos los  países necesitados de colaboración-, ha anunciado que producirá la vacuna rusa. Por otro lado la República Popular China ha informado que pondrá a prueba 3 vacunas.

Es decir que ambos países, ex socialistas, hacen anuncios que llenan de esperanza a nuestros pueblos y la decisión cubana nos acerca a la posibilidad de obtener la misma. En el actual escenario ha quedado de manifiesto una vez más el rol de los medios masivos de comunicación que siguiendo la máxima “goebbeliana” (“miente, miente, miente que algo quedará”; cuanto más grande sea la mentira más gente la creerá); desinforman.

A través de ellos se insiste en instalar el miedo, justificar el accionar represivo de las llamadas “Fuerzas de Seguridad” y ocultar sus crímenes. No cabe duda que la industria de los medicamentos, junto con la fabricación de armas y el narcotráfico, es una de las actividades que más factura en el planeta por ello no es ingenuo ni rebela independencia la insistente prédica de los multimedios  que defiende a esta e intenta desacreditar a todo aquello que pueda  interpelarlos; como lo es la anunciada vacuna rusa.

Según las Organización Mundial de la Salud hay 150 vacunas que compiten en el planeta. Entre ellas se encuentra la generada en la Universidad de Oxford  que será producida en nuestro país y en México por un acuerdo entre  laboratorios privados. Veremos qué  pasa.

Durante las elecciones en los Estados Unidos de 1992 Bill Clinton que competía con George Bush, teniendo presente la crisis económica que afectaba a ese país instalo la frase: “Es la  economía, Estúpido”.

Ahora aplica la misma para definir la conducta de los comunicadores: "¡Es la ideología, Estúpido” (abogado y periodista. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”).