Dom. 14. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EUROPA PAGA EL GAS DE EEUU MÁS CARO

EUROPA PAGA EL GAS DE EEUU MÁS CARO

MILANO-ITALIA (por Alessio Maturo, PrensaMare)  Estados Unidos aumentó su nivel de exportación de gas licuado a Europa durante septiembre. Lo hace en medio de una gran crisis energética y de inflación en los precios de los combustibles (por el conflicto en Ucrania).

En septiembre, EEUU exportó 6,3 millones de toneladas de gas licuado. De este total, el 70% (4,37 millones de toneladas), se enviaron a distintos países de Europa. Un porcentaje superior a los 56% y 63% que se enviaron los 2 meses anteriores.

El precio del gas natural en Estados Unidos es de 7,88 dólares por millón de unidades térmicas británicas (costo que nunca alcanzado desde el 2008). En Europa (tras los atentados a los oleoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2), el precio promedio está en... 57,90 dólares.

Está claro que Estados Unidos está aprovechando la crisis energética que él mismo impulsó en Europa para obtener exageradas ganancias millonarias con la venta de gas natural, ante una clase dirigencial europea vacilante y claudicante.

EEUU vende el gas 3 o 4 veces más caro. Y los europeos lo pagan; de esta forma encaracen la vida de sus ciudadanos y pierden competitividad en su economía. Una situación que –se estima- afectará a Europapor un mínimo de 10 años.

Esto generará una retracción industrial; una desindustrialización, que será aprovechada por EEUU para avanzar y ganar más mercados hacien a Europa cada vez más dependiente y empobrecida.

Pero además, los europeos deben olvidarse de sus proyectos y compromisos de energía verde, debiendo reactivar las centrales de carbón y buscar gas a través del fracking.

En medio de esta crisis...

Rusia tenía la posibilidad de dejar de vender. Mientras que Europa tenía –a su vez- la posibilidad (como lo hizo) de no comprar. Sin embargo a ninguna de las dos partes le interesaba el terrorismo; el hacer explotar los gasoductos del mar.

De allí que resulta ‘entendible’ que el mayor interesado en este hecho criminal era la competencia gasífera mundial (de Rusia): o sea, EEUU.

Ahora, los estadounidenses le venden a precios exagerados, gas a Europa, procedente del fracking. Justamente, el mecanismo más contaminante en barcos con gas licuado.

Pero además de los objetivos económicos (y ‘de mercado’), el atentado terrorista a los gasoductos lleva implícito el deseo de no pacificacón; de agudizar el conflicto; de evitar que las partes negocien y acuerden la paz. Porque –además- consideran que la operación militar en Ucrania terminará por convertirse en un grave problema para Rusia.