Vie. 01. Dic 2023, Santa Fe - Argentina
Notas

TÉ O CAFÉ...? BENEFICIOS PARA EL ORGANISMO

TÉ O CAFÉ...? BENEFICIOS PARA EL ORGANISMO

NUEVA YORK-EEUU (PrensaMare)  Beber café o té es igual de beneficioso para el organismo que beber agua.

Por lo menos así lo indican investigadores de la Universidad de Harvard que publicaron los resultados de un estudio en el que apuntaron que, "después del agua", estas infusiones "son las dos bebidas más consumidas en el planeta".

"Están llenas de antioxidantes, flavonoides y otras sustancias biológicamente activas que pueden ser buenas para la salud", precisaron en referencia al café y al té.

Los beneficios del té...

Se demostraron en estudios en animales que sugirieron beneficios potenciales de su ingesta para la salud debido a su alto contenido de polifenoles.

Los estudios en humanos generalmente han sido menos concluyentes, pero se muestran prometedores. El consumo de dos a tres tazas de té diarias está asociado con un riesgo reducido de muerte prematura, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.

Los expertos de Harvard recomendaron no consumirlo demasiado caliente, ya que de lo contrario puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de esófago y estómago.

El sabor del té varía según el lugar donde se cosechan las hojas y cómo se cultivan y procesan. El té negro es el más popular en todo el mundo, seguido del té verde, oolong y blanco. También se pueden beber tés de hierbas, que no están hechos de la planta Camellia sino de hierbas secas, especias, flores, frutas, semillas, raíces u hojas de otras plantas. Estos normalmente no contienen cafeína como los tés tradicionales.

Recomendaciones para beber café

En su publicación, los investigadores de la prestigiosa universidad aseguraron que "una gran cantidad de evidencia sugiere que el consumo de café con cafeína no aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer". Por el contrario, sostienen que el consumo de tres a cinco tazas estándar de café al día se ha asociado consistentemente con un riesgo reducido de varias enfermedades crónicas.

A su vez, reconocieron que "algunas personas pueden no tolerar cantidades más altas de cafeína debido a los síntomas de nerviosismo, ansiedad e insomnio", como también aquellos que tienen dificultades para controlar su presión arterial.

Los expertos también recomendaron a las mujeres embarazadas que apunten a consumir menos de 200 miligramos de cafeína al día –el equivalente a dos tazas de café– porque la cafeína pasa a través de la placenta hacia el feto y se ha asociado con la pérdida del embarazo y el bajo peso al nacer.

Para estas personas, aseguraron que el café descafeinado es una buena opción ya que, según la reciente investigación, ofrece beneficios para la salud similares a los del café con cafeína.

Propiedades para la longevidad

Quienes beben café o té (o ambos) en forma habitual tienden a vivir más que las personas que no lo hacen. Esta es la conclusión general que se desprende de la robusta evidencia científica que hay al respecto.

Un estudio publicado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) indicó que las personas que bebían al menos dos tazas de té al día tenían un riesgo de muerte entre un 9% y un 13% menor que quienes no lo hacían. El trabajo se realizó con datos del biobanco de salud del Reino Unido, haciendo el seguimiento de 500.000 personas durante 14 años. La mayoría de las personas investigadas bebían té negro, pero otro trabajo de la Universidad Jiaotong, de Shanghái, de 2017 mostró que quienes beben té verde obtenían resultados de longevidad similares.

El té negro y especialmente el té verde son ricos en polifenoles y otros compuestos beneficiosos, "y estos compuestos podrían reducir el estrés y la inflamación en el cuerpo", explicó Maki Inoue-Choi, científica del personal de los Institutos Nacionales de Salud y autora principal del primer estudio. Aún así, se necesita más investigación para comprender los posibles mecanismos involucrados.

Para finalizar, en lo referente al café, según un estudio que siguió a casi 172.000 personas, quienes bebían de 2,5 a 4,5 tazas de café al día tenían un 30% menos de probabilidades de morir durante los aproximadamente siete años que abarcó el estudio en comparación con las personas que no bebían café. Incluso aquellos que bebieron su café con una cucharadita de azúcar parecieron obtener un beneficio.

Todos estos trabajos tienen la limitación de ser observacionales, lo que significa que no pueden probar la causalidad. Pero el té y el café brindan tantos beneficios para la salud que es razonable concluir que podrían reducir las probabilidades de una muerte prematura, dijeron los expertos.