Mar. 21. May 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

JUNTO A VINICIUS... (Rodolfo O. Gianfelici)

JUNTO A VINICIUS... (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  En numerosos artículos hemos manifestado nuestra confrontación con el continente europeo. No solo con sus clases dirigentes, sino con importantes grupos sociales que continúan siendo racistas, colonialistas, militaristas, xenófobos y convencidos de una supuesta superioridad.

Lejos de intentar demostrar lo contrario, todos ellos se encargan de reafirmarlo constantemente, seguros y orgullosos de sus creencias.

Europa actual, como la de hace décadas atrás, no es más que un continente cooptado por el poder anglosajón mundial. Limitado históricamente a sus lamentables antecedentes de colonialistas con Gran Bretaña, España, Portugal, Alemania, Italia y Países Bajos, no dudaron en sumarse como una simple comparsa a la misma política fijada desde Washington, que –aunque ellos intenten negarlo o hacerse los indiferentes-, los ha dominado en forma total.

Esta Europa a la que algunos colonizados integrantes de las clases dominantes americanas miran y admiran enceguecidos, no es más que un agrupamiento de naciones atrasadas dedicadas a empequeñecer a sus propios habitantes a nivel interno, y a hacer seguidismo del poder anglosajón mundial.

Allí está la Unión Europea, la OTAN, la OSCE y unos cuantos organismos, fundaciones e instituciones de diferentes colores para invadir, explotar, asesinar a ciudadanos de países dominados. Inclusive no dudan en dejar abandonados en el mar Mediterráneo a decenas de miles de ciudadanos anualmente, que tratan de escapar de los países -donde nacieron- que los europeos (como socios de EEUU-Gran Bretaña), azotan e imponen la miseria y las muertes militares.

En el caso que nos ocupa ahora, allí está España mostrando su desprecio, su odio, su racismo, como fieles herederos del franquismo aggiornado, destratando a un futbolista de raza negra.

No se trata de un hecho aislado. Se trata de una constante. Y lo que es peor: que crece.

Frente a ello, nuestra solidaridad para con Vinicius, y nuestro rechazo al racismo español (y de otros países europeos). Pareciera que el continente que engendró a Francisco Franco, Benito Mussolini, Adolfo Hitler, Winston Churchill entre otros, no ha aperendido de sus barbaridades.

Que sepan los simpatizantes del Valencia (agresores hace horas de Vinicius) como los de otros clubes y la sociedad española en general que el hombre suele llevarse por delante en más de una oportunidad la misma piedra...