Mar. 31. Ene 2023, Santa Fe - Argentina
Notas

EEUU ABANDONA A SU GENTE Y APROVISIONA A UCRANIA

EEUU ABANDONA A SU GENTE Y APROVISIONA A UCRANIA

MADRID-ESPAÑA (PrensaMare)  EEUU continúa sacando dineros de su presupuestopara sostener la guerra en Ucrania, a costa de perjudicar a los propios necesitados de su país.

El presidente Joseph Biden pretende que su país aporte 100.000 millones de dólares a Ucrania. Paradojicamente, el estado de Missouri sancionará a quienes duerman en las calles, parques o lugar estatal.

Efectivamente: Las personas en situación de calle durmiendo en algún espacio público de Missouri serán sancionadas. La primera vez se les aplicará una llamada de atención, y posteriormente, una multa de 750 dólares o 15 días de prisión.

Se dice que este tipo de medidas se adoptan para que quienes estén en situación de calle se lleguen a los refugios disponibles para ellos. Lo que parece que no comprenden las autoridades es que a la gente no le gusta o desea o elige dormir en la calle. Lo hace porque no tiene otra opción.

La falta de viviendas en el país es un tema muy complejo. Por otra, si una persona se encuentra en una crisis personal, el refugio no le cambia su situación.

En el presupuesto aprobado por el Congreso para el 2023, se destinarán 3.600 millones de dólares para la asistencia de indigentes, lo que representa un incremento del 13% (para apoyar a más de un millón de personas en esa situación). Y se destinarán 6.400 millones de dólares adicionales para proyectos de desarrollo en zonas de bajos ingresos y más de 1.500 millones de dólares para la construcción de 10.000 unidades para alquiler.

Sin embargo, dichas...

Cifras –sumadas- están muy por debajo de los 51.000 millones de dólares que Estados Unidos ya envió a Ucrania en apoyo militar. Además, enviará en el 2023 otros 45.000 millones de dólares.

El dinero destinado por Biden a Ucrania ya ha generado fortísimas oposiciones y críticas, porque deja al descubierto que decidió priorizar una guerra lejana, antes que atender problemas internos.

La ciudad de San Francisco...

Constituye un ejemplo del problema, donde el 53% de los indigentes que vive en refugios y el 40% que vive en las calles tiene un empleo de tiempo completo o medio tiempo (estudio de 2021 de la Universidad de Chicago). Ello significa que son indigentes pese a tener empleo.

Desde 2015, se presenta un preocupante aumento en el número de desalojos de residentes locales, pues los propietarios desean alquilárselos a nuevos residentes recién llegados a valores mucho más elevados.

Es así que el 40% de esos desalojos están relacionados con la falta de pago. Los inquilinos no pueden pagar las rentas. Un estudio de la Coalición de Vivienda de Bajos Ingresos, indicó que una persona necesita un salario de 46.967 dólares al año para hacer frente a un alquiler.

Ello significa un ingreso de 23 dólares por hora para poder rentar un departamento de 2 habitaciones. Lo cual resulta imposible si se tiene en cuenta que el salario mínimo federal está en 7,25 dólares la hora.

Las personas que ganen el salario mínimo son incapaces de rentar un hogar. Para peor, las unidades que se construyen para apoyar a personas en situación de indigencias y los refugios terminan por no poder contener a sus inquilinos por diversas causas.

Según el Departamento de Indigencia y Apoyo a la Vivienda de San Francisco, solo el 2% de los residentes son desalojados de sus hogares cada año. Claro que este dato refiere solo a casos ante tribunales (cuando los inquilinos apelan el desalojo).

California, uno de los estados más ricos de Estados Unidos, pero es a la vez el n° 1 con mayor cantidad de indigentes, con 171.000 personas en situación de calle (Censo bienal del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano). Casi 20 veces que el último censo, es decir, una persona en situación de calle por cada 230 residentes.

Otro dato preocupante es que (Centro de Periodismo de Salud de la Universidad del Sur de California), entre el 45% y el 50% de las personas en situación de calle en San Francisco son personas afrodescendientes. Pero este grupo racial apenas es el 5,6% del total de la población de la ciudad.