Dom. 23. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
Deportes

A 50 AÑOS DEL MADURGAZO

A 50 AÑOS DEL MADURGAZO

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Cincuenta años atrás, dos goles en el Estadio Monumental, le dieron un nuevo título a Boca Juniors.

Convertidos en el último partido del torneo, por Norberto Madurga. Fue un River Plate y Boca Juniors que finalizó 2-2, y le permitió a los xeneises dar una nueva vuelta olímpica. Porque ganó el Torneo Nacional 1969.

En esa última…: jornada (la 17°) Boca llegaba con 2 puntos de ventaja sobre River. Con un empate (o la victoria) le alcanzaba para ser campeón ante un rival dirigido por Angel Labruna.

Ese Boca era un equipazo; parejo y con buen fútbol. Quedaba un “veterano” como Silvio Marzolini, junto a jóvenes y otros experimentados. Entre ello un 5 clásico, pero con gran calidad, como Madurga, el Muñeco. Un centrocampista de gran visión y llegada al arco rival que en la noche previa al clásico había soñado marcar un gol.

Un organizador de juego, que poseía una gran capacidad de sorpresa para desequilibrar y llegar a las áreas rivales. Hoy tiene 75 años; jugó 135 partidos oficiale; marcó 39 goles (muchos para un 5). En esa histórica tarde de diciembre de 1969 tenía apenas 25 años.

El primer gol fue una habilitación de Marzolini; el segundo, del histórico Angel Clemente Rojas, Rojitas. Después llegaría el empate riverplatense (goles de Más y Marchetti), pero eso es solo para la estadística.

Por esas ironías…: de la vida, cuando Madurga tenía 13 años, se fue a probar a River Plate. El responsable de evaluar a los chicos se le burló preguntándole (o sentenciándolo…?): “¿Con ese físico te venís a probar?”.

Pero aún faltaba…: más para esta historia poco creíble para el Muñeco, los boquenses y el mismísimo fútbol argentino. Porque tras terminar el partido, la dirigencia riverplatense decidió abrir los grifos de riego del césped, intentando impedir que los jugadores de Boca dieran la vuelta olímpica. No pudieron; pero además se produjo un hecho para recordar (y valorar). Porque los dolidos simpatizantes riverplatense (que veían que se les escapó otro campeonato), aplaudían a un rival campeón, que había mostrado en todo el torneo un gran nivel futbolístico bajo la conducción de Alfredo Di Stéfano.

Era un momento…: muy especial para el fútbol argentino, porque todavía estaba caliente la eliminación de Argentina del Mundial México 1970 (a manos de Perú).

Un hecho que produjo una inmediata baja de las asistencias a las canchas. Pero Boca con su juego continuó motivando a su gente; había que reconocer que no era un clásico Boca de fuerza, sino otro que irradiaba gran fútbol.

Madurga (que trabaja en el área de captación de talentos boquenses) fue retrasado en el campo de juego por Di Stéfano, con lo cual ganó más visión de juego y panorama. De esa forma el equipo se garantizó un mediocampo rápido, veloz, donde esa zona del campo era apenas de tránsito para llegar al arco rival. Un Boca muy ofensivo. El objetivo del entrenador era obligar a los rivales a defenderse.

Ese equipo ganó…: también la (primera) Copa Argentina 1969; y al año siguiente, bajo la conducción de José María Silvero ganaría nuevamente el Nacional 1970.

En 1969 también jugaban: Rojitas, Ramón Ponce, Roberto Rogel, Orlando Medina (Uruguay), Rubén Suñé, Julio Melendez (Perú), Rubén Sánchez, Ignacio Peña, Marzolini, Nicolás Novello (Italia-Argentina), Armando Ovide

La campaña fue…: de 17 partidos jugados, 13 ganados (a San Lorenzo, Estudiantes, Platense, Talleres, San Lorenzo -Mar del Plata-, San Martín –Tucumán-, Racing, Vélez Sarfield, Chacarita Jrs, Lanús, Quilmes, Huracán, e Independiente), 3 empatados (Sp. Desamparados, Unión, y River Plate), y una derrota (San Martín –Mendoza-).

Para que se tenga...: una idea de la cunatía como futbolista, vale recordar que tras lograr el Mundial México 1970, el mundo hablaba solo de los brasileños. Sin embargo, el Palmeiras en 1972 contrató a Madurga por ese y el siguiente año...