Jue. 29. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

ALBERTO: HACIENDO LA ‘PEQUEÑA MACRI’ (Rodolfo O. Gianfelici)

ALBERTO: HACIENDO LA ‘PEQUEÑA MACRI’ (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  En una semana donde el poder real demostró quién lo ejerce en el país, el representante del poder formal, Alberto Fernández, decidió hacer la ‘pequeña Macri’.

Porque semanas atrás el expresidente Mauricio Macri comunicó que no sería candidato a presidente. Lo cual –en verdad- era una gran mentira, como todo lo que él afirma.

Porque hasta ese momento no era candidato a nada; y si lo hubiera sido, sería precandidato en la interna de Juntos por el Cambio. Pero Macri renunció y ‘se bajó’ a donde jamás se había subido. Y con tanta pobreza que nadie de su entorno le pidió que reviera ese supuesto renunciamiento. Más todavía: se alegraron de ese comunicado todos los del PRO y del radicalismo (como todo el poder real).

Bueno, ahora ha sido el turno de Alberto Fernández que comunicó que no aspirará a pelear la reelección. Una aspiración suya pero también de muchos de los que lo rodean. Muchos de los cuales se enteraron tardíamente que desde una importante e influyente embajada, ya lo habían desalentado...

Ha hecho ‘la pequeña Macri’, en tiempos en que el país necesita de tantas grandezas.

El presidente Fernández anunció que no será candidato; indicó qu tomó esa decisión “con la certeza de no haber tomado una sola medida en contra de nuestro pueblo”. Así que de manera formal y concreta deja que el Frente de Todos decida; sea por unidad o por las PASO (quién peleará las presidenciales del 2023).

Aprovechó para destacar su militancia y sostener que “Como militante peronista siempre supe que primero estaba la patria, luego el movimiento y por últimos los hombres”; todo a través de un video en sus redes sociales.

Claro que si uno analiza su negociación y aceptación de las exigencias del FMI, su afirmación deja mucho que desear... Lo cierto es que también aprovechó para afirmar que “las PASO son el vehículo para que la sociedad seleccione los mejores hombres y mujeres de nuestro frente”. Algo así como –a la vez- descartar la unidad interna...

Dejó aclarado (por si alguno tenía alguna duda...) que "Trabajaré fervientemente para que sea un compañero o compañera de nuestro espacio político".

Es así que el Frente de Todos ya sabe de manera oficial que sus (hasta ahora) ambiciones re-eleccionistas han sido sepultadas. Ciertamente que ello le llevó un tiempo entenderlo; quizás porque en su derredor solo están quienes se convirtieron en el “si-Alberto”. Si él mismo hubiera sabido percibir qué piensa la sociedad (y particularmente sectores del Frente de Todos), se habría percatado que su ambición no tenía posibilidad alguna de avanzar.

Podría afirmarse que ante la gravedad política y económica de la semana que ha ido del 17 al 21 de abril, Fernández habría preferido recordar cómo abandonó el gobierno Raúl Alfonsín, a las apuradas y con el país incendiado, y no repetir dicho drama.

Washington y el poder real que gobierna el país ya le venía diciendo que él no era el candidato confiable para sus intereses. Tanto fue así que el presidente debió reunirse con su ministro Sergio Massa, y distribuir una fotografía de ambos sonriendo (vaya a saber de qué?) y con el mandatario apoyándole una mano en el hombro (vaya a saber porqué?)...

Una gastada maniobra mediática intentando enfriar una economía super-calentada y golpeando duramente a los sectores populares, mientras en el gobierno juegan a las internas.

Cómo se entiende dicha imagen...? Como la derrota del “si-Alberto”; el reconocimiento de quién es el confliable del establishment; y con el objetivo que el poder real se tranquilice y entienda que: “Perón cumple; Evita dignifica, y Alberto claudica”.