Lun. 26. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

DIMITRIS KOUFODINAS EN HUELGA DE HAMBRE

DIMITRIS KOUFODINAS EN HUELGA DE HAMBRE

ATENAS-GRECIA  Dimitris Koufodinas en huelga de hambre. Llamamiento a la solidaridad.

Dimitris Koufodinas está cumpliendo pena de 11 veces de cadena perpetua y 25 años condenado como miembro de la «Organización Revolucionaria 17 de Noviembre». La OR17N operó en Grecia desde 1975 hasta 2002 cuando se desarticuló a causa de una operación fracasada. Su acción durante 27 años había provocado unas víctimas, entre ellas unos oficiales norteamericanos, torturadores de la dictadura (1967-1974), grandes capitalistas y políticos. Apareció por primera vez en 1975 con la ejecución del norteamericano jefe del CIA por Europa sureste y desde entonces la desarticulación de la organización fue una exigencia permanente de los EEUU que nunca pararon de presionar y reclamar a los gobiernos griegos por su incapacidad de encontrar quienes fueron los miembros de la organización. En el 1989 víctima de la organización fue Pavlos Bakoyiannis, político y periodista, cuñado del actual Primer Ministro y padre del actual alcalde de Atenas.

En el 2002, después de un pogromo de detenciones, D. Koufodinas apareció y se entregó, declarando que fue miembro del OR17N y asumiendo la responsabilidad política de la actuación de la organización. Tanto en aquel momento como durante  todo el juicio nunca trató de defenderse a sí mismo y tampoco se refirió en ningún momento a alguien de sus coacusados. Con su postura ganó el respeto y la simpatía de gran parte de la sociedad griega.

Desde el 2002 D. Koufodinas cumplía su condena en un pabellón especial del Establecimiento Penitenciario de Korydallos (Atenas) hasta 2018 cuando fue trasladado en el Establecimiento Penitenciario Rural de Volos*.

A pesar de que en el año 2010 estableció derecho de salir de la cárcel con permiso de unos días, se lo reconocieron por primera vez en 2017 y desde entonces pudo salir 6 veces después de la decisión unánime de las autoridades competentes y con el asentimiento de 6 fiscales diferentes.

A pesar de todo esto, el asunto de su salida con permiso encontró una sistemática e intensa polémica de parte de unos medios televisivos concretos y de personas políticas que con declaraciones públicas y varias intervenciones hablaban en su contra exigiendo el no otorgamiento de permiso de salir. Entre los políticos fue el actual Primer Ministro y los miembros de su familia. Fuertes intervenciones se hicieron por la Embajada de los EEUU.

Esta polémica tuvo como resultado que desde la primavera del 2019 no le están otorgando permiso de salir relacionando su decisión con las convicciones políticas del D. Koufodinas y su negación de declarar arrepentimiento, asunto que según la legislación griega, no consiste justificación relacionada con el permiso de salir de la cárcel. El caso llegó hasta la Corte Suprema y el veredicto fue que la negación del permiso de salir por parte de las autoridades competentes no estaba basada en la ley. A pesar del veredicto, el juzgado de la ciudad de Volos, competente por la decisión, no cambió su postura y los permisos de salida se suspendieron definitivamente desde el 2019, en cuando llegó al poder el actual gobierno.

El presidente del partido de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, se había comprometido públicamente que al llegar al gobierno, iba excluir por ley a D. Koufodinas del derecho a permiso de salir de la cárcel y de cumplir su condena en cárceles rurales.

En el Diciembre 2020, se aprobó la ley 4760-2020 donde con cláusulas ¨fotográficas¨ se establece que los condenados por delitos del ¨terrorismo¨ están excluidos del derecho al permiso de salir de la cárcel y cumplir su condena en cárceles rurales. De esta categoría de presos solamente D. Koufodinas estaba en cárcel rural. Durante el proceso de aprobación de la ley se referían continuamente a su persona.

En el día 23 de diciembre del 2020, sorprendentemente, lo trasladaron de la cárcel rural de Volos al Establecimiento Penitenciario de Domokos (en una distancia de muchos kilómetros de su familia) en condiciones de secuestro, sin previo aviso, sin permitirle comunicar con su familia y recoger sus cosas personales.

En la cárcel de Domokos lo pusieron en una celda con otras personas en condiciones de asfixiante estrechez donde, a falta de espacio y tiempo personal, está obligado a soportar el fumar y demás comportamientos se los otros reclusos. Así entonces, D. Koufodinas , hoy a sus 63 años, está enfrentando un dramático cambio desfavorable de las reglas de su encarcelamiento en condiciones destructivas para su personalidad, estado intelectual y su salud que se encuentra muy débil a causa de las huelgas de hambre en las que en el pasado ha recurrido.

Sin embargo, el traslado está violando las cláusulas de la recién aprobada ley, según el cual debía regresar al Establecimiento Carcelario de Korydallos donde cumplía su condena por 16 años, cárcel que está cerca de su familia ya que Domokos está en distancia que la visita de su familia y de su abogada resulta muy difícil hasta imposible.

Es obvio que el traslado se hizo por cuestiones de venganza así como se habían comprometido miembros del gobierno actual de empeorar las condiciones de su encarcelamiento.

D. Koufodinas tomó la decisión de empezar una huelga de hambre protestando por todo manejo en su contra y reclamando su traslado a Korydallos según las cláusulas de la ley recién aprobada. Desde el día 8 de enero que empezó la huelga ha perdido un importante porcentaje de su peso, tiene síntomas de acidosis, desmayos, debilidad de estar de pie y del movimiento autosuficiente.

Toda arbitrariedad y manejo en contra de D. Koufodinas, sea por presiones de la embajada de los EEUU sea por presiones de la familia del Primer Ministro, las violaciones de las leyes, aún de las que se aprobaron exactamente para empeorar sus condiciones de encarcelamiento, consisten en un caso sin precedentes de intervención arbitraria en el sistema judicial a causa de la venganza personal que exige una poderosa familia política sin vacilación alguna de agotar los medios en su disposición para satisfacer tal venganza.

Exigimos el traslado de Dimitris Koufodinas al Establecimiento Penitenciario de Korydallos según la ley recién aprobada y que pare toda intervención en su contra y cualquier manejo de trato discriminatorio, tanto legislativo como sustancial.

(*): En Grecia cárceles rurales se dicen las cárceles que dentro de su establecimiento hay campo donde los reclusos cultivan productos agrarios y trabajan.