Jue. 01. Dic 2022, Santa Fe - Argentina
Notas

EL TRIUNFO SANDINISTA EN NICARAGUA (Especial)

EL TRIUNFO SANDINISTA EN NICARAGUA (Especial)

MANAGUA-NICARAGUA (Especial para PrensaMare)  Recientemente el pueblo nicaragüense concurrió a votar y le otorgó el triunfo al oficialismo en todos los 153 municipios del país. Los votos colectados por el sandinismo (FSLN) superaron el 73%.

Ha sido un golpe electoral y político durísimo para la derecha local, como para la derecha internacional. Pareciera que muchos ciudadanos no le perdonaron a estos sectores reaccionarios el haberse comprometido con el golpe de estado planeado por EEUU y algunos países europeos.

Muchos de los que no se identifican con el sandinismo prefirieron tomar distancia de partidos y dirigentes que –en el fondo- no los representan. Así lo sintieron e hicieron dentro de las urnas.

El domingo 6 de noviembre ha quedado rotundamente ratificada la política sandinista que impulsan el comandante Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo. Por el Frente Sandinista votaron 1.442.681 electores y electoras (73,72%); por la oposición lo hicieron 514.393 (26,28%).

La participación fue muy alta: superó el 53% (1,95 millones de unos 3,7 millones de electores).

El sandinismo movilizó, mientras la derecha no pudo hacerlo ante la falta de propuestas y de dirigentes confiables y creibles. Como era de esperar, el vocero oficial de la reacción, el diario La Prensa, no dudó en pretender instalar dudas sobre el resultado y ‘denunció’ «fraude»; claro que sin pruebas...

Lo cierto es que existió una jornada electoral sin problemas ni incidentes. Tanto es así que se había decidido que no se prohibiera la venta de licor en la jornada; solo se «recomendó» a la población no hacer grandes fiestas al aire libre.

Como muestra del contundente resultado del oficialismo, el Frente Sandinista ganó en históricos reductos del antisandinismo donde nunca antes había ganado. Solo en un puñado de municipios, el FSLN ganó con menos del 51% de los votos: Ciudad Antigua (49,39) en Nueva Segovia, Tortuguero (47,04) en el Caribe sur, San José de los Remates (48,03) en Boaco, Santo Domingo (48,15) en Chontales y Waspán (50,22) en el Caribe Norte.

Ahora llega un desafío aún mayor para el sandinismo: Profundizar la democracia con más inclusión; romper las maniobras aislacionistas de Washington; avanzar en cooperaciones internacionales.