Dom. 03. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

SAHARA OCCIDENTAL: ESPAÑA Y SU HIPOCRESÌA

SAHARA OCCIDENTAL: ESPAÑA Y SU HIPOCRESÌA

SEVILLA-ESPAÑA  (especial para PrensaMare)  Nadie en este país puede hacerse el desentendido de lo que sucede en el Sahara Occidental. Porque existen quienes lucran (y còmo) con esa situación de injusticia. Son muchos los que logran importantes réditos económicos en el territorio ocupado. En este sentido (lógicamente) que la clase política no puede presentarse como inocente, sino que mantiene connivencia para mantener el ‘statu quo’ en la región.

España y sus poderes son cómplices de lo que sucede en el Sáhara Occidental, ocupado por Marruecos desde 1975.

Marruecos ejerce el control de los abundantes recursos naturales de la población saharaui, que le otorga rentables ganancias a empresarios españoles. Esta situación de apropiación y saqueo ha generado que màs de 170.000 personas se hayan refugiado en las últimas décadas.

De allì que la “solidaridad” española con los refugiados en Argentia no es màs que una hipocresía y cinismo, abonado por los poderosos medios de comunicación. Mientras se le impone el hambre y la deshumanización en los campamentos, existen empresas que sacan suculentas ganancias, mientras el Estado español es còmplice.

Los negocios españoles en esa parea son numerosos. Se pueden enumerar rápidamente el pescado, parques eólicos, equipamiento militar, venta de petróleo, extracción de arena…

Los informes comerciales indican que la mitad de las empresas del Ibex 35 tienen negocios en Marruecos. Es importante saber que Marruecos es el primer exportador de pescado a España, con más de 100.000 toneladas anuales. La mitad de ese aporte es de pulpo. El 95% del pulpo marroquí proviene de Dajla (sur del Sáhara Occidental); el 75% de las sardinas que llegan de Marruecos se pescan en El Aaiún (territorio ocupado). Se està hablando de exportaciones por un valor que supera los 1.600 millones de euros anuales.

El negocio del pescado es tan  grande que la mayoría de empresas españolas de la zona están radicadas en Agadir (norte del Sáhara Occidental, en territorio marroquí). “Desde ahí salen algunos pesqueros o se compra el pescado que llega del Sáhara en camiones refrigerados. Es lo que el investigador del Observatorio de Derechos Humanos y Empresas del Mediterráneo, Felipe Daza, define como ‘Marruecanización del pescado’ y en él participan numerosas empresas españolas”.

A este robo se sumò en su momento la mismísima Uniòn Europea, pues el Parlamento europeo aprobó en febrero de 2019 un nuevo acuerdo de pesca de la Unión Europea con Marruecos en el que se incluía explícitamente el Sáhara Occidental como una de las regiones donde se podía operar. La legalización regional del poderoso robando al sometido y silenciado.

Lo llamativo es que años màs tarde (2018), el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declaró que el Sáhara Occidental no está bajo la soberanía de Marruecos y que los acuerdos de la UE no pueden incluir esta región (¡).

Como una muestra clara de la doble moral y el doble mensaje, la derecha y sus aliados socialistas del país (el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español), votaron a favor del acuerdo pesquero.

Y como para dejar las cosas bien en claro en cuanto a què intereses defienden ambos partidos, cuando eurodiputados propusieron pedir un dictamen al Tribunal sobre la legalidad de dicho pacto, desde los dos partidos votaron en contra.

Cuando se analiza…

El tema militarista, se encuentra con que Marruecos es un importante cliente de la producción española. Ocurre que la industria armamentística española le ha vendido en los últimos 7 años materiales que superan los 500 millones de euros. Ventas que no pueden realizarse en forma libre, sino que deben contar con un guiño (aprobación) de las autoridades políticas españolas.

Parte de ese aprovisionamiento, Marruecos lo usa en la zona ususpada y ocupada.

El cinismo de las clases política y empresarial españolas es tan grande que no han dudado en ‘engañar’ y violar a la legislación internacional y la del propio país, sin que el área de espionaje de España lo haya descubierto (¿?).  Una investigación de elDiario.es, demostrò que la naviera Rodman exportò ilegalmente buques militares diciendo que entregaba… embarcaciones civiles así como el uso de vehículos blindados de otra empresa nacional, llamada Urovesa (usados para reprimir a los saharauis).

Esta forma de manejarse alcanza su pico cuando la multinacional Indra, vendió en 2019 material para que Marruecos amplìe su red de vigilancia satelital sobre las ocupadas Smara, Aaiùn y Dajla. El tema es que en dicha empresa, aparece el Estado español con su… participación pública del 18% (a través del SEPI, Sociedad Estatal de Participaciones Industriales).

Efectivamente: el Estado español aprovisionando a otro estado que usurpò un territorio

Eso es todo? No; España no se priva de nada. Porque desde la década de 1950 el país se aprovisiona de arena y tierra extraìda de esa zona saharaui. España usa en las Islas canarias materiales que arriban en barcos cargados de tierra (para la construcción) y arena (para las playas).

Estos materiales resultan fundamental para fortalecer constantemente la actividad turística canaria, que constituye la base de su economìa.

Por otro lado, la firma Siemens Gamesa lleva adelante un proyecto de 2.800 millones de euros para construir 5 grandes parques eólicos en Marruecos (2 de ellos situados en zona usurpada).

España cumple un papel fundamental reforzando el poder marroquí sobre el territorio ocupado. De allì que la clase política española habla de la ‘autoridad o propiedad’ del Sahara Occidental por parte de Marruecos; lo que viola la legalidad internacional.

Toda esta información que parecerìa ser nueva, es totalmente conocida (inclusive existe un documental sobre ello), pero silenciada por el poder dominante español.

Nadie puede ignorar que las petroleras Cepsa y Repsol, aportan casi la totalidad del combustible que llega a la zona. El mismo sale desde Cartagena, Tarragona, Algeciras, y Huelva. Inclusive para ratificar y profundizar esos negocios, en el 2019, Cepsa abrió docenas de estaciones de servicio en la zona (para lo cual se asociò a empresa saharaui que defiende la ocupación).

Este doble rasero español no es nuevo; constituye una constante de las clases dominantes españolas. Debe recordarse que durante la dictadura argentina (1976-1983) partidos y dirigentes españoles se mostraban ‘solidarios’ con los perseguidos, mientras el Estado español era el quinto proveedor de armamento de Argentina…