Vie. 12. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

APARECEN CUESTIONAMIENTOS A ZELENSKY (Gianni Brambilla)

APARECEN CUESTIONAMIENTOS A ZELENSKY (Gianni Brambilla)

FIRENZE-ITALIA (por Gianni Brambilla, PrensaMare)  No todo es tranquilidad para el mandatario ucraniano Volodimir Zelensky. Las derrotas siempre generan consecuencias...

El mandatario esde su asunción estuvo rodeado por todo una mezcla de obsecuentes, oportunistas, empresarios, delincuentes, corruptos, mercenarios; tanto civiles como militares. Un grupo que él siempre consideró ‘incondicional’ en cuanto a lealtad, pero del que –desde el exterior con una visión menos cerrada y más amplia de la situación-, consideran apenas una alianza por conveniencias económicas, un odio anticomunista e ideas nazis.

Un combo auténticamente explosivo, que está llevando al país a la ruina, con graves riesgos de pérdida de territorios (a manos de vecinos ambiciosos) y transformación en una colonia a manos de multinacionales extranjeras y grupos financieros.

El principal responsable de ello es sin lugar a dudas el propio Zelenski, que se dejó envalentonar por su entorno y las exigencias geopolíticas de Washington y Londres. Ha cometido numerosas fatales decisiones, que lo llevan ineludiblemente hacia su caída.

Dependerá de las “necesidades” de Washington, la OTAN y la Unión Europea, como sea su anunciado final.

La criminal guerra a la que llevó a Ucrania estaba perdida desde antes de comenzr, y sin embargo Zelensky se encargó de alntrala y de no hacer absolutamente nada por frenarla en ningún momento.

Un personaje que creyó que conducir el país esra lo mismo que actuar en teatro o televisión. Imaginó que los menjos de los espectáculos son los mismos que en las relaciones políticas internas e internacionales. Un pensamiento rayano con la locura.

Imaginó que el aplauso de su entorno y el conseguir respaldos desde el exterior le alcanzaba para ganar una guerra ante la principal potencia militar del mundo (¡). Para peor, eligió como colaboradores a limitados e ineptos.

A medida que iba fracasando en política exterior se fue derechizando, para terminar siendo un títere de grupos nazis. A la par de ello, no dudó en permitir el crecimiento de la corrupción en medio de una dramática guerra, de la que él mismo se ha beneficiado económicamente. Allí están sus cuentas en paraísos fiscales, que no posía en tiempos en que era un simple actor ucraniano.

Quienes lo necesitaban y lo usaban le han permitido esa corrupción, pero pueden ser los mismos que llegado el momento... lo denuncien por corrupto para sacárselo e encima y responsabilizarlo ‘en exclisivdad’ por este sensacional fracaso político y entrega de Ucrania a manos del poder financiero internacional.

En tiempos de la segunda gran guerra, los nazis ucranianos –aliados a la Alemania de Adolfo Hitler- pretendieron ir en contra de la historia. Pero fueron derrotados por el pueblo ucraniano y la guerrilla anti-nazi.

Ahora pareciera que van por la ‘revancha’ y quieren transformar al país en una experiencia nazista fracasada y repudiada en el mundo. Y allí están Zelensky haciendo su “patriótico” aporte (nada gratuito, por cierto...).

La sociedad está ante un irresponsable que ha jugado con las vidas de miles y miles de connacionales llevándolos a una guerra irracional y perdida (desde antes de comenzar).

Se embanderó como ‘representante’ de occidente, cuando a sus principales potencias lo único que les interesa es tratar de controlar países y hacer negocios.

El crédito que dispone Zelensky cada vez en menor. Solo Washington sabe hasta cuándo llegará. Posiblemente las elecciones en EEUU, obliguen a otro irresponsable como Joseph Biden a buscar una “salida pacífica” al conflicto y para ello deban ‘sacrificar’ al actual mandatario ucraniano.

Su pueblo no habrá perdido nada importante.