Dom. 03. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

AYUDANDO A BRUCE WILLIS

AYUDANDO A BRUCE WILLIS

HOLLYWOOD-ESTADOS UNIDOS (PrensaMare)  Demi Moore, quién estuvo casada 13 años con Bruce Willis (foto), y Emma Heming (foto) -su pareja desde 2009- lo han apoyado cuando anunció su retiro del medio artístico por problemas de salud.

Pero además, decidieron vivir juntas con la intención de cuidarlo. Moore se habría mudado temporalmente a la casa que su exmarido, que comparte con su actual esposa y sus dos hijas menores: Mabel y Evelyn.

La actriz ha mostrado gran preocupación por su exesposo desde que se enteró que padece demencia frontotemporal. La reconocida actriz estadounidense aseguró que su intención es quedarse hasta el final.

Ella, de 60 años, no se ha despegado de su expareja por el duro proceso que está atravesando, incluso, se quedó varias veces en su casa, por lo que resultaba casi inevitable que terminara mudándose.

“Al principio nadie fuera de la familia podía entender qué estaba haciendo Demi viviendo con su ex y su nueva esposa, pero ahora todo tiene sentido... Demi ha sido una roca para la familia y esta decidida a asegurarse de que cada día que le quede a Bruce en la tierra esté lleno de amor”, dijeron los representantes de la actriz y que publicó Daily Mail.

Fue a principios de marzo cuando Emma Heming recurrió a su cuenta de Instagram para compartir una reflexión sobre la demencia frontotemporal, trastorno que padece su esposo Willis. Según contó, decidió hablar públicamente sobre la situación como medio para canalizar su dolor en algo informativo y al mismo tiempo usar una plataforma tan mediática para tratar de concientizar.

“Acabo de ver algo sobre mí consiguiendo mis cinco minutos, lo cual es genial. Lo que significa que estás escuchando. Así que me tomaré mis cinco minutos y los convertiré en 10 porque siempre voy a defender a mi esposo”, comenzó.

Y siguió: “Y, ya que estoy en eso, voy a crear conciencia sobre FTD y para los cuidadores, que son héroes anónimos por ahí. Y luego, y luego, voy a convertir mi dolor, mi ira y mi tristeza y haré algo bueno en torno a algo que se siente menos. Entonces, cuiden este espacio, porque no vine a jugar”.