Dom. 16. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
Por el país

CASO OLDANI (SANTA FE): Y LA JUSTICIA...?

CASO OLDANI (SANTA FE): Y LA JUSTICIA...?

SANTA FE-ARGENTINA  (por Esteban D’Arret, PrensaMare)  En numerosas notas, desde PrensaMare se dio tratamiento al escandalo del llamado ‘Caso Oldani’. Se trató del crimen del dueño de una agencia de turismo situada en el microcentro santafesino, que en verdad operaba como una “cueva financiera”.

Tras la muerte el titular de esa firma (Hugo Oldani) que en verdad ocultaba maniobras financieras no permitidas, como compra-venta de cheques, descuento de documentos, préstamos dinerarios y compra-venta de divisas extranjeras, se sucedió otro hecho que –acorde con todo lo que envuelve el caso-, se convirtió en un escándalo.

Porque la fiscal actuante en el caso, Cristina Ferraro, se hizo presente en el lugar del suceso policial y tuvo una actitud poco menos que sospechosa.

Tanto es así que ahora, el titular del bloque de diputados provinciales peronistas, Leandro Busatto, solicitó a la comisión de Acuerdos de la Legislatura que juzgue su conducta.

Ella recientemente (7 de junio) ha sido procesada por supuesto “encubrimiento agravado” y “abuso de autoridad” en una causa federal que investiga adonde fueron a parar un millón de dólares y tres millones de pesos.

Montos de los que –hasta ahora- solo existen fotografías y un video...

La causa está en manos...

Del juez Carlos Villafuerte Ruzo (subrogante en el Juzgado Federal nº 2 de Santa Fe). En tal sentido, Busatto pide que la Comisión Bicameral se “avoque” al asunto y evalúe la conducta de la fiscal.

Pidiendo que se gestionen dos pruebas: requiera al juez Villafuerte Ruzo el procesamiento de Ferraro (en la investigación del fiscal federal Walter Rodríguez); y al jefe del Ministerio Público (Jorge Baclini), copia del sumario que instruyó la auditora general del MPA -María Cecilia Vranicich- (ésta pidió un juicio disciplinario para Ferraro –previsto para el 4 de julio- y suspenderla por 60 días).

Mientras la prensa...

Poco tratamiento le otorga al escándalo hecho de la causa, el procesamiento de Ferraro constituye una situación de extrema gravedad. Porque la fiscal estaba de turno el 11-2-2020, cuando Oldani fue herido de bala y falleció más tarde en el Hospital José María Cullen.

Inmediatamente del hecho, en la medianoche y dentro de la empresa, se produjo el llamativo suceso que se trata de poner al descubierto.

Fue así que el 1-6-2020, el entonces ministro de Seguridad, Marcelo Sain, presentó una denuncia ante el fiscal federal Rodríguez para que investigue la “desaparición de una cuantiosa suma de dinero en moneda extranjera y nacional” que “no se condice con los montos que maneja un operador turístico”, demostrando (para él) lo que los concurrentes del microcentro capitaliano sabían: que el la supuesta gencia turística funcionaba como una “cueva financiera”.

El 10-2-2022, el fiscal Rodríguez pidió el juicio oral y público a diez imputados por “intermediación financiera no autorizada” (entre ellos se encuentra la hija de Oldani.

Ahora, el 7-6-2022, el juez Villafuerte Ruzo procesó a Ferrero por presunto “encubrimiento agravado” por hacer desaparecer pruebas y por “abuso de autoridad”.

Las pruebas...

De imágenes son contundentes. Porque ese 11-2-2020 quedaron expuestos en fotografías, familiares de Oldani ingresando a la empresa con las manos vacías y retirándose luego, con “un bolso, una mochila y una caja azul”, ante la “presencia de la fiscal Ferrero”. Lo existente en la causa, y a lo que refirió el diputado Busatto es que se encuentra acreditado el diálogo:

·         “Horas después del ataque a Oldani, uno de sus familiares transmitió a una de las empleadas la idea de que había que retirar de la escena del crimen. Textualmente le dijo: ‘Yo estoy en la galería y la policía va a querer entrar. Algo tenemos que hacer para que no vean lo que hay atrás y no empeorar la situación’”. Quien oía, respondió: “Después vemos, cuando se vaya la policía, si podemos entrar. Hay que sacar esta noche todos los dólares porque mañana traen una orden”.

·         A las 23 y 56 del día referido, la fiscal Ferraro ingresó a la empresa con familiares de Oldani “para realizar una inspección ocular, que quedó registrada en video”. Las fotografías muestran que “se ve una caja de seguridad de color naranja y pilas de fajos de dólares y pesos. Eso es lo que encontraron la fiscal Ferraro, los policías y la familia de Oldani”.

·         Lo afirmado por Busatto fue demostrado con las fotografías: “Aquí se ve lo que había en la parte de atrás del negocio de Oldani: la caja de seguridad color naranja y los fajos de dólares y pesos”.

·         La inspección ocular terminó cerca de la una de la madrugada del día siguiente. “Se colocó una faja de clausura en el local”, contó Busatto. “Y pese a eso y en presencia de propia fiscal Ferraro, se levantó la custodia policial y se les permitió a los familiares de Oldani ingresar al lugar”. Al ingresar no tenían nada en sus manos y “salen cargados con un bolso, una mochila y una caja azul... Todo esto ocurrió en presencia de la fiscal” y “quedó registrado en las cámaras de seguridad”. Acompañándose lo afirmado, con las fotografías.

·         Se desconoce qué destino tuvo el dinero sacado sin autorización judicial alguna y que quedó filmado y fotografiado. Este no documentar la prueba constituye un hecho gravísimo de la fiscal Ferrero.

·         Está claro que la fiscal decidió no documentar la prueba, ni informar sobre ese retiro de dineros. Mucho menos “decidió incautar” esos montos, afirmó Busatto.

·         Agregando que “El dinero que estaba en el lugar y en la caja fuerte desapareció”. Referenció al “peritaje de la Policía Federal” que analizó “las fotos y estimó el monto en 1.100.000 dólares y 3.000.000 de pesos. Más, lo que podía haber en la caja de seguridad” (desconociéndose).

·         El legislador se pregunta: “¿Por qué desapareció el dinero que está en las fotos de la inspección ocular y se llevaron esa misma noche con autorización de la fiscal Ferraro?”.

·         Y continuó: “La hija de Oldani declaró: ‘Fui con mi marido a retirar el dinero porque la fiscal Ferraro nos autorizó a retirar todo lo de valor. Después de que finalizó eso (la inspección), entré con mi marido y cargamos todo el dinero en una mochila y dos portafolios que se encontraban en los estantes’”.

·         Lo cierto es que “La fiscal Ferraro nunca le comunicó a la fiscal Mariela Jimenez que estaba investigando otra causa vinculada al homicidio de Oldani (el supuesto lavado de activos) que la escena del crimen había sido alterada. Tampoco le informó que el dinero se había retirado del lugar”, citó Busatto.

·         Jornadas posteriores a estos sucesos, el Ministerio de Seguridad hizo un inventario y solo halló... un billete de 100 dólares. Porque la caja de seguridad estaba abierta, y vacía.

·         Como para sumar aún más sospechas sobre estos hechos, luego que el ministro Sain presentara la denuncia ante la Justicia Federal (el 1-6-2020), “hubo una extraña resistencia del MPA de ceder la causa” al fiscal federal Rodríguez que “investigaba la intermediación financiera no autorizada”.

·         En este sentido, aparece un comentario fuerte que se escuchó en pasillos de la Legislatura santafesina y en los Tribunales provinciales, en el sentido que en esa “cueva financiera”, se manejaban dineros provenientes de ‘personajes de la justicia’...

·         De allí que alcanza importancia el saber si el Fiscal Regional -Carlos Arietti-, y el Fiscal General –Jorge Baclini-, actuaron correctamente, o no...

Lo concreto es que el tiempo transcurre y se sospecha que existe una clara intensión de cubrir con un manto de silencio y de quietud investigativa sobre este resonante caso.

Nuevamente estamos ante la Justicia de los ricos, alejada de la Justicia de los pobres...?

Puede leerse...:

SANTA FE Y LA CAUSA OLDANI: http://www.prensamare.com.ar/noticia/20-02-2022/13499-santa-fe-y-la-causa-oldani.html .

CASO OLDANI: UN CELULAR COMPROMETEDOR: http://www.prensamare.com.ar/noticia/07-01-2021/9595-caso-oldani-un-celular-comprometedor-que-puede-aclarar-mucho.html .