Vie. 01. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

INMIGRACION DOMINICANA A PUERTO RICO… (Carlos P. Morales)

INMIGRACION DOMINICANA A PUERTO RICO… (Carlos P. Morales)

CARACAS-VENEZUELA  (por Carlos Péres Morales, PhD)  Inmigración dominicana a Puerto Rico. Visa para un sueño o suicidio por la pobreza?

Buscando visa para naufragar
Buscando visa, carne de la mar
Buscando visa, la razón de ser
Buscando visa para no volver (Juan Luis Guerra)

Históricamente Puerto Rico (Borinquén) y la República Dominicana (Quisqueya) han tenido flujos de población inmigrante. Una de las razones más poderosa es la búsqueda de un mejor trabajo con mejor salario. Esta migración tiene como razones principales, la economía y la política.

Durante el siglo XIX, cientos de exiliados se mudaron de La Española a Puerto Rico, primordialmente a causa de disturbios políticos como la cesión española de la isla a Francia (1795), el triunfo de la Revolución Haitiana (1804) y la ocupación haitiana de Santo Domingo (1822-1844).  (Duany, 2017). Después de la invasión de Estados Unidos a Puerto Rico en el 1898, este imperio controla la entrada de individuos a las Islas. Estados Unidos tiene que emitir visas de entrada, lo que es casi imposible de conseguir en condiciones normales a los ciudadanos de países periféricos, especialmente aquellos de bajos ingresos.

Entre 1930 y 1960, pocos puertorriqueños emigraron a la República Dominicana y pocos dominicanos emigraron a Puerto Rico. Durante este periodo, la gran mayoría de los migrantes puertorriqueños se trasladó a los Estados Unidos continentales, especialmente a la ciudad de Nueva York. En la década de 1940, la migración puertorriqueña hacia la República Dominicana prácticamente cesó.

Los dominicanos comenzaron a emigrar en masa después del ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo (1961), el Golpe de Estado contra el presidente constitucional Juan Bosch (1963), la guerra civil y ocupación militar de Santo Domingo por Estados Unidos (1965). Estos sucesos políticos pusieron en marcha una densa madeja de fuerzas socioeconómicas que llevaron a decenas de miles de dominicanos a Puerto Rico en las últimas cuatro décadas. (Duany, 2017).

La inmigración dominicana ha venido a aumentar la oferta de mano de obra barata en Puerto Rico. Los estudiosos han encontrado poco desplazamiento directo de trabajadores puertorriqueños por dominicanos, a excepción de algunos trabajos diestros y artesanales como los servicios de reparación. El influjo de dominicanos básicamente ha suplido una escasez laboral relativa en ciertos sectores económicos, como los servicios personales, la construcción y la agricultura.

Las crisis económicas que azotaron a la República Dominicana en la década de 1980 aumentaron aún más la emigración. A pesar del fuerte crecimiento económico, la década de 1990 marcó el pico de la emigración dominicana debido a la alta desigualdad de ingresos. Otra grave crisis económica golpeó en 2003 a 2004, provocando nuevamente un aumento en la emigración.

Existe un gran movimiento de personas indocumentadas que vienen a Puerto Rico en yolas rústicas de poca o ninguna seguridad. Estas yolas vienen abarrotadas de hombres, mujeres y niños que buscan en Puerto Rico una vida mejor, oportunidades de empleo y estabilidad social. Al cruzar el peligroso Canal de la Mona que separa a Puerto Rico de la República Dominicana, muchas de estas yolas zozobran, causando la muerte a cientos de indocumentados, aunque este número no es exacto, pues es imposible llevar registro de ello.  Algunas de estas yolas son interceptadas por la Policía de Frontera de Estados Unidos (Border Patrol) y sus ocupantes son repatriados a República Dominicana.

Los relatos de los sobrevivientes incluyen personas que son devoradas vivas por tiburones o que se ven obligadas a saltar al mar cuando existe el peligro de hundirse.  Otros cuentan que vieron a sus seres queridos abandonados para ahogarse después de que una fuerte ola derribara una de estas yolas, y muchos otros hablan de los cadáveres que quedaron a bordo.

Son muchas las penurias que sufren estos indocumentados.