Lun. 15. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL FUTURO (Jorge A. Molinari)

EL FUTURO (Jorge A. Molinari)

MONTEVIDEO-URUGUAY (por Jorge Aniceto Molinari)  (Abordando eso gris, que parece la teoría).

Me preocupa el futuro, ¿no debería?, tengo 83 años, y en agradecimiento a quienes nos precedieron, siento que debo aportar a los que están viniendo después de nosotros.

El Uruguay no debería esperar a que le planifiquen su aparato productivo, como se ha hecho por ejemplo con las papeleras, y en Finlandia. Tema en el que debemos tener presente el análisis y proyección a 30 años del Ing. Juan Grompone. Y porque aún contradictoriamente ha sido beneficioso para el trabajo en el país.

¿Es que puede tener un futuro nacional en su aparato productivo? El Contador Iglesias, siempre presente en el análisis de nuestra economía, como en la del continente – fue entre otras cosas Presidente del Banco Interamericano de desarrollo (BID)- se ha manifestado a favor de un tratado de libre comercio con China. Se le preguntó: ¿y los otros países del continente y en particular del Mercosur?: su respuesta fue: ellos también tendrán que ir. ¿y las relaciones entre los Estados? – es tarea de los gobiernos.

China, Vietnam, países gobernados por Partidos Comunistas, han utilizado esta etapa del desarrollo capitalista en el mundo para ser plataforma de ese desarrollo y lograr para sus pueblos que millones salgan de la pobreza.

¿Está bien, está mal?, son partidos que se han desarrollado en medio de enormes contradicciones, y no exentos de luchas interiores, no son modelos, son expresión de cómo la economía predominante en el mundo se viene desarrollando y para nosotros desde nuestra modesta opinión llegando a los limites posibles; luego tendrá que venir la eutanasia del rentista.

Ahora los burgueses, los mallas oro que necesitan que lo que producen se comercialice, ven esta necesidad de libre comercio con esos países.

Pero además no solo ellos, porque el Contador Iglesias no se contradice, indica hacia dónde va la economía y eso no tiene vuelta.

En estas izquierdas nuestras, en su folclore hasta se ha llegado a hablar de “imperialismo chino” como antes se habló de “imperialismo soviético”, y eso es no entender que la economía manda por encima de las burguesías nacionales y sus planes.

Las organizaciones de nuestra gente, políticas, sindicales, tienen que analizar con sus similares chinas planes que signifiquen avances para nuestros pueblos.

Y a la vez con organizaciones como FMI y el Banco Mundial, hay que discutir en definitivas que pasa con la moneda y los impuestos. Ya no más moneda para los dueños de las mercancías y otra para la gente. Ya no más impuestos sobre el consumo, los salarios y las pensiones. Ya no más paraísos fiscales y financiación de guerras y de cuenta lacra existe en la sociedad.

Hay un inmenso mundo, EE.UU., la Comunidad Europea, el Reino Unido, que sigue viviendo de prestado, emitiendo moneda a mansalva sin respaldo, y sin que sus organizaciones políticas puedan hasta ahora salir de esta marasmo.

Es demasiado grande su aporte a la humanidad para que no puedan encontrar medios de reconvertir industrias temerarias como la de la guerra, que se lleva en su interior a sus mejores técnicos y a sus mejores conocimientos y desarrollos científicos.

Hay que parar esto: ¡¡¡¡¡¡¡¡Un mundo mejor es posible, y es posible ya