Dom. 03. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Ámerica

GUATEMALA: EL ESTADO DE MACÍAS LÓPEZ EN LA CÁRCEL

GUATEMALA: EL ESTADO DE MACÍAS LÓPEZ EN LA CÁRCEL

CIUDAD DE MÉXICO-MÉXICO  (especial para PrensaMare)  Julio César Macías Mayora (o López o Mayorga, como aparece en ciertos documentos) ha sido un luchador guatemalteco. Se lo conocía como Comandante César Montes.

En la década de 1960 fue uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP); luego, uno de los dirigentes de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). Firmó los Acuerdos de Paz tras 36 años de conflicto armado en su país.

Se encontraba en México cuando en el 2020 fue secuestrado y expulsado. Un hecho violento, sin orden judicial y cuando tramitaba el asilo político. Una acción ilegal y violatoria de los derechos humanos.

Fue enviado a Guatemala, donde lo acusan de delitos que no cometió. Tiene 78 años y continúa presidiendo la Fundación Turcios Lima. Está lojado en el Centro de Detención Penitenciario del Cuartel Militar Mariscal Zavala.

Las autoridades guatemaltecas (como las mexicanas) han instalado en el mundo, que él fue ‘deportado’. Lo cual nunca ocurrió, pues no hubo ningún trámite alguno de deportación. Fue apresado ilegalmente en Acapulco y expulsado.

Ningún juez mexicano intervino en dicha acción, para detenerlo, nimucho menos para su expulsión. El gobierno de Guatemala lo acusa de haber asesinado a tres marinos; de intento asesinar a otros tres (que estaban heridos); y haber ordenado la persecución de otros tres.

El tema es que Macías Mayora nunca estuvo en el lugar de los hechos; tampoco pudo ordenar que los sucesos se cometieran; ni siquiera existe señal para teléfonos en tal zona; y mucho menos ha sido instigador.

En ese lugar de Guatemala, la fundación que conduce dispone de colaboradores para llevar adelante proyectos de desarrollo, paz y reivindicación de los pueblos originarios.

El trabajo organizativo de tal entidad ha preocupado al gobierno y a los grupos de poder concentrados, pues se impulsa la autodefensa de sus tierras, la defensa de los recursos nacionales y del medio ambiente, y la defensa de los Derechos Humanos.

Su estado en la cárcel ha agravado su salud, y se ha afectado sobremanera su visión, con problemas de movilidad, auditivos, y hasta de la memoria inmediata.

Del operativo participaron agentes de la Fiscalía General de la República (FGR), el Instituto Nacional de Migración (INM) y efectivos de la Secretaría de Marina. Él esta en México como refugiado político (protegido por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Comar).

Había presentado su solicitud de refugio el 19 de noviembre de 2019 y el documento que firmó dice explícitamente en la sección de ‘Derechos’ que ‘ningún refugiado o solicitante de tal condición podrá ser expulsado de México, en tanto que su solicitud de refugiado esté en análisis’.