Mar. 28. May 2024, Santa Fe - Argentina
De todo

MILEI Y SU ENTREGA DE SOBERANÍA

MILEI Y SU ENTREGA DE SOBERANÍA

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (PrensaMare)  Una nave estadounidense ingresa al país para realizar ejercicios militares sin contar con autorización del Congreso (como exige la ley).

La embajada de Estados Unidos anunció que el buque Cutter James hará trabajos con Prefectura, habiéndose violado la Ley 25.880, por parte de la Ministra Patricia Bullrich.

El Cutter James pertenece a la Guardia Costera de los Estados Unidos, y su anuncio público no lo hizo siquiera el gobierno nacional, sino la mismísima embajada en una muestra de total injerencia y poder.

El navío realizará ejercicios conjuntos con sus pares de la Prefectura.

Lo paradójico es que...

Desde el Gobierno argentino informaron que “como se trata de un buque que no es militar, si no de guardia costera, no se requiere la autorización” (¿?).

Sin embargo, la ley es específica y determina que la norma abarca también “a los elementos de las instituciones de países extranjeros cuya misiones fueran similares a los de las fuerzas de seguridad del Estado nacional”.

La Ministra Bullrich el 9 de abril notificó de ello al Congreso, pero no pidió autorización alguna. Se trata de una presencia que –por elevación- se dirige hacia China, tratando de mostrarle de manera más que elocuente que “Argentina es tema de Washington”.

El gobierno de Javier Milei comenzó presentando el pedido a la Comisión de Seguridad Interior; allí expusieron que no era su competencia. Entonces el trámite pasó a la Comisión de Defensa, porque se pedía el visto bueno para el ingreso de tropas extranjeras. Al final, desde el Congreso no emitió ninguna autorización.

La embajada de Estados Unidos les dio la bienvenida a los 150 tripulantes del Cutter James y especificó que “realizarán ejercicios conjuntos con sus contrapartes argentinas”. Agregando que se trata de uno de los barcos más grandes y tecnológicamente más avanzados de la Guardia Costera de ese país. Está dedicado a la lucha contra el narcotráfico y la pesca ilegal.

En este sentido debe recordarse que semanas atrás el Ministro de Defensa, el radical Luis Petri, protagonizó un verdadero papelón al participar de un “operativo de persecución” (¿?) de un barco chino. Una información que logró amplia difusión de parte de los medios hegemónicos.

Sin embargo, la propia embajada de China se encargó de aclarar que dicho barco continuaba navegando sin problemas, pues no efectuaba pesca ilegal alguna y no violaba norma argentina.

La Ley 25.880 es totalmente clara...

Fue votada el 23 de abril de 2004 estableciendo que refiere a:

  • “ingreso de personal militar extranjero en el territorio nacional” (artículo 1°)
  • “entiéndese por fuerzas nacionales a los efectos de la presente ley, a la Armada Argentina, el Ejército, la Fuera Aérea, la Gendarmería y la Prefectura Naval” (Artículo 2°)
  • Refiere a “fuerzas extranjeras” a las “instituciones de países extranjeros cuyas misiones sean similares a las fuerzas de seguridad del Estado Nacional” (Artículo 3°).

En este sentido todo el mundo sabe que la Guardia Costera estadounidense es una fuerza extranjera dado que su misión es la misma que la de Prefectura Naval Argentina.

Lo tragicómico de la...

Ministra Bullrich es que para eludir el accionar del Congreso firmó una resolución diciendo que los estadounidenses vienen por cuestiones protocolares y por adiestramiento.

Alguien puede pensar que la fuerza militar más poderosa del mundo (EEUU) viene a adiestrarse, a capacitarse a Argentina...?

También se sabe –a nivel militar- que al hablar de “adiestramiento”, ello alude que es para cadetes. Pero en este caso, la nave de EEUU no cuenta con cadetes, sino con fuerzas en operaciones.

Pero como para que quede en claro qué harán los estadounidenses y quienes mandan, el comunicado de la embajada expone claramente que el Cutter James viene a realizar... ejercicios conjuntos.

El relato de Washington...

Que Milei, Bullrich y Petri “compran” gustosos es que los pesqueros chinos no son pesqueros, sino una fuerza naval china. Lo increíble es que desde EEUU no se aporta ninguna prueba y/o evidencia.

Lo que si deja en claro Washington es que le endilga a Argentina incapacidad para controlar el Atlántico Sur, y que para ello necesita la “ayuda” de Estados Unidos.