Dom. 03. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Por el país

MURIÓ JORGE FONTANA

MURIÓ JORGE FONTANA

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (PrensaMare)  A los 90 años murió Jorge Cacho Fontana.

Fue una de las voces más queridas y respetadas de la radio y la televisión argentinas. Su deceso se produjo dos días después de la partida de Liliana Caldini (madre de dos de sus hijas), con la que mantuvo una relación durante 12 años.

Se llamaba Norberto Palese, y estaba internado en la Clínica Interplaza, el hogar en el que se alojaba desde hace tiempo. Había soportado algunos problemas delicados de salud en los últimos años y sufrido coronavirus.

Sus padres fueron dos humildes trabajadores; el papá tenía un puesto de capataz en un galpón del Ferrocarril Belgrano; la mamá realizaba tareas de costura. Cuando él comenzó la que sería una existosa carrera, alcanzó a regalarle a sus padres un gran departamento en la Avenida Libertador, y a la inauguración asistió Luis Sandrini. El mismo que él y sus padres oian radialmente muchos años atrás.

Hizo la escuela primaria y debió salir a trabajar, comenzando de auxiliar de archivo en una compañía de transporte. Hasta que un día quiso la casualidad que su compañero, José Loguarro, le pidiera que lo reemplazara en la presentación de una orquesta.

Luego de ese primer paso vinieron otros y comenzó a presentarciones de orquesta y animar las noches en el cabaret Chantecler (siendo menor de edad).

A los 15 debuta como locutor comercial en Radio del Pueblo. Posteriormente pasa a Radio El Mundo; en 1952 hace el servicio militar, mientras por la tarde era locutor en la radio y a la noche, animador en el Chantecler.

A partir de 1955 en la misma radio asume la responsabilidad artística y comercial del espacio de 10 a 11. Revoluciona la radio y nace el Fontana Show, que duraría 16 temporadas.

Un año después se suma a un programa cultural de preguntas que saldría por Canal 7 y radio Belgrano: Odol pregunta. Allí termina por instalar su inconfundible voz en el oir de millones de argentinos.

Le puso la voz a Odol y además a publicidades de Peñaflor, Terrabussi, Piccardo, Yelmo, Pirelli, Grafa, Tres Plumas, y La Serenísima.

En 1967 se marcha a radio Rivadavia. Durante 8 años trabajó con José María Muñoz y Enzo Ardigó. Participa de transmisiones deportivas inolvidables.

En 1977, Canal 11 le propuso hacer un programa de 23 a 1 y nace Video Show. En 1982 al producirse la Guerra de Malvinas, junto con Pinky encabezó el 8 de mayo un programa de 24 horas para recaudar fondos.

En 1983 asumió la conducción artística de Radio Argentina. En 1984 se incorporó a Radio Nacional, con el programa Fontana Nacional. En 1986, volvió a radio Radio Rivadavia con Sexta Edición.

Al comenzar los años de los ’90 mantiene una relación sentimental con la modelo y secretaria televisiva de Gerardo Sofovich, Marcela Tiraboschi. Ella lo denunciaría por incitación a la droga y la violencia. Tras 4 años, fue sobreseído. Sufrió una hemiplejia. Los medios se olvidaron de él.

Sus amores fueron...

Dora Palma, la única mujer con la que se casó. Luego llegó la actriz y cantante de tangos Beba Bidart, el Gorrión de Buenos Aires, por 12 años.

Hasta que apareció Liliana Caldini, una belleza que modelaba y hacía una publicidad de cigarrillos. El romance generó un escándalo; abandonó a Beba Bidart (12 años mayor que él), y comenzó su relación con una mujer (20 años menor). Fueron padres de las gemelas Antonella y Ludmila.

Hasta que se produce lo que se conoció como “la traición a Alberto Olmedo”. Fontana y él eran muy amigos y según el locutor, la pareja del actor cómico le comentó que tenían un problema entre ellos. Fue así que Fontana –dijo siempre- la invitó a conversarlo en el interior de un... hotel alojamiento.

Cuando salieron del mismo estaba la prensa esperándolos. Las fotos fueron tapas de revistas y diarios.

A prtir de lalí mucha gente del ambiente le dio vuelta la cara. Las firmas y las agencias de publicidad decidieron ‘olvidarse’ de él.

Los únicos que le siguieron dando algún tipo de trabajo fueron sus amigos Tito Lectoure, Julio Márbiz y alguno más.

En 1999, el hombre que ganó 14 Martín Fierro recibió el premio a la Trayectoria. Sus últimas dos décadas las vivió siendo invitado a algunos programas. Su situación de salud no era la mejor, y de su floreciente situación económica no había quedado nada. Silenciosamente se fue, pero queda en millones de oyentes y televidentes su voz y su risa.