Dom. 03. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

LA DERECHA ESPAÑOLA CAUSA ESPANTO…

LA DERECHA ESPAÑOLA CAUSA ESPANTO…

BARCELONA-ESPAÑA  (PrensaMare)  El golpista venezolano Juan Guaidó ha llegado a España y causó un revuelo político. Reconocerle como presidente de Venezuela (¡) ha sido un desatino mayúsculo.

Ha generado reacciones. Ocurre que el Gobierno decidió que el legislado fuera recibido por la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. Mientras que la derecha le dio el tratao de un jefe de Estado de dicho país latinoamericano.

PPVox Cs han aprovechado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no recibió a Guaidó (como suele ser habitual cuando el presidente de otro país viaja a España). Mientras que el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOEJosé Luís Ábalos, se reunió con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Guaidó es un golpista impuesto por EEUU como “presidente”, que ha pedido que su país sea invadido para derrocar al gobierno constitucional de Nicolás Maduro. Este personaje, denunciado por corrupción, y que sigue sin aclarar el destino de decenas de millones de dólares que le dieron entidades estadounidenses para su acción golpista, fue recibido en España con honores de presidente por la derecha.

El alcalde madridista, José Luis Martínez Almedia le entregó a Guaidó las llaves de oro de la ciudad y Isabel Díaz Ayuso la Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid.

El presidente del derechista PP (Partido Popular), Pablo Casado, fue el primero de los políticos españoles en reunirse con Guaidó en la Casa de América. "Un honor recibir a Guaidó en Madrid como presidente legítimo de Venezuela", escribió el líder derechista en Twitter tras el encuetro. Además, ha señalado la valentía de oponeser "a una dictadura que según Naciones Unidas ha cometido 6.000 asesinatos sumarísimos, violaciones y torturas en cárceles".

Por si fuera poco la decadente derecha española lo agasajó con los máximos honores como si el venezolano fuera en verdad, presidente (¿?).

Martínez Almeída, tras la entrega de las llaves de oro de la ciudad (condecoración que solo se concede a jefes de Estado), expresó: "Usted representa ante el mundo la libertad frente a la tiranía, la democracia frente a la dictadura, la razón frente a la fuerza", en referencia a Guaidó.

"Haremos todo lo necesario para afrontar esta dictadura", ha respondido Guaidó, que continúa desinflándose al dividirse la oposición venezolana y al no poder ser relecto al frente de la Asamblea Nacional. De allí que sale al exterior para lograr ‘apoyos’ y montajes mediáticos.

En supobre papel, el venezolano ha dicho ue el reconocimiento que recibe en Madrid muestra "que los venezolanos no estamos solos"; sin embargo, él si lo está cada día más.

Tras ese encuentro se dirigió a la sede del Gobierno autonómico, en la céntrica puerta del Sol, donde lo esperaban para tratarlo como “presidente” y donde se colgaron las banderas de venezolana (¿?) junto a la española. Allí la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, le concedió la Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid (premiación que se creó en 2017 y que nunca antes había sido concedido a nadie).

Tomaron parte del acto de la unidad derechista venezolano-española, el completo Ejecutivo autonómico, además de dirigentes de otros partidos. La ultraderecha del Vox mandó una fuerte representación encabezada por el presidente del partido, Santiago Abascal, y acompañado por el portavoz parlamentario en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y su homóloga en la Asamblea de Madrid, Rocio Monasterio.

Una muestra del injerencismo de la derecha española, que no duda en demostrar que su alineamiento con Washington y su franquismo, gozan de excelente salud.