Sab. 24. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL DISCRETO… (Oscar Bravo)

EL DISCRETO… (Oscar Bravo)

LOS TEQUES-VENEZUELA  (por Oscar Bravo)  El discreto encanto de un periodista; “no todo lo que brilla es oro”.

Una de las particularidades que a lo largo del tiempo ha tenido la derecha política en su accionar, es su permanente insistencia en querer venderle al mundo, una supuesta triada estratégica positiva, de que ellos son “los únicos y verdaderos” políticos en el planeta tierra que son pensantes, decentes y elegantes…y por una relación dialéctica o de la existencia paralela de los contrarios…las y los militantes de la derecha, siempre han querido mostrar al político de izquierda como la antítesis de los que ellos se consideran que son…es decir, sus adversarios políticos, representan a una nefasta triada estratégica negativa: no son pensantes, son indecentes y nada elegantes…cuando en el siglo XX, la derecha “acusaba” a las y los de izquierda con otra perversa triada: son comunistas, quema iglesias y come niños…

Toda la reflexión anterior, tiene un sentido y un significado dentro de la pedagogía política, para señalar el supremo valor que tiene para la derecha el “cuidar la imagen”, como detalle importante para convencer al mundo de que ellos son “personas muy educadas y éticos en su proceder”…pero que a la larga es insostenible en el tiempo de “mantener las apariencias”, cuando choca con la realidad y comienzan aparecer las incoherencias…

Y ese es el caso, con respecto a una noticia que en estos momentos está recorriendo el mundo político venezolano, con la detención por parte de las autoridades policiales de “un elegante periodista”, que presuntamente estaba actuando como un operador financiero de los dirigentes políticos de la oposición más radical, que insisten en la violencia para lograr el poder político en Venezuela…

Tenemos que recordar a un programa de televisión que se llamaba algo así como “buenas noches”, y que tenía un formato basado en atacar despiadadamente y burlarse todas las noches del chavismo, que hasta  tenían un almanaque con la cuenta regresiva sobre los días que le quedaba al gobierno…y que era moderado por tres periodistas, dos hombres y una mujer, que luchaban entre sí para demostrar quién era más antichavista…y uno de ellos vendió la imagen de ser “culto y elegante”, y  al final  se convirtió en el proveedor de dólares para financiar actividades golpistas…