Vie. 24. May 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

MURIÓ HARRY BELAFONTE

MURIÓ HARRY BELAFONTE

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (PrensaMare)  Se fue un grande de la música mundial. A los 96 años falleció el estadounidense Harry Belafonte.

Un personaje ‘olvidado’ por el poder comunicacional mundial por ser un cantante, actor y activista por los derechos de la comunidad negra. Había nacido en Harlem, y el deceso fue a causa fue una insuficiencia cardíaca.

Su casa estaba situada en Upper West Side, de Manhattan, donde falleció.

Fue un referente del Calipso, hijo de madre jamaicana y padre francés (de Martinica). Tuvo su infancia en Jamaica antes de regresar a Nueva York. Esas radicaciones le permitieron una mezcla de culturas.

Comenzó a trascender luego de la segunda gran guerra con su rítmo (Calipso), un género de música caribeña que nace de las influencias de África Occidental y Francia. En 1956, su tercer álbum (“Calypso”), vendió más de un millón de copias en Estados Unidos y alcanzó la cima de la lista de álbumes de Billboard durante 31 semanas.

Entre sus temas se encontraba la que sería la canción emblemática de Belafonte: "Day-O (The Banana Boat Song)", y también la célebre "Jamaica Farewell".

Su éxito como cantante le produjo grandes beneficios pues lo llevó a interpretar papeles en el espectáculo; concretamente en películas donde su país continuaba viviendo la segregación racial. Tiempos en la que los negros tenían papeles minoritarios en la gran pantalla.

En 1957 protagonizó el largometraje Island in the Sun, interpretando a un político negro en una isla ficticia. En 1959 se convirtió en el actor negro mejor pagado de la historia, con actuaciones en todo su país.

Con el paso de los años se sumó y financió el movimiento por los derechos civiles; fue amigo personal del reverendo Martin Luther King; tomó parte de la histórica Marcha en Washington de 1963 (donde King ofreció al mundo su famoso discurso "I have a dream -Tengo un sueño-)".

Su apoyo a la causa hizo que se sumaran estrellas de Hollywood como Paul Newman y Marlon Brando. Cuando John F. Kennedy llegó a la presidencia lo nombró asesor cultural del recién creado Cuerpo de Paz.

En su momento tuvo la valentía de calificar al presidente estadounidense George W. Bush como "el mayor de los terroristas" por la invasión de Irak de 2003.