Mie. 12. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
De todo

TRAS 17 AÑOS, LA JUSTICIA FUE REPARATORIA...

TRAS 17 AÑOS, LA JUSTICIA FUE REPARATORIA...

LA PLATA-ARGENTINA  (PrensaMare)  Melisa Noelia Casco (foto) tenía 19 años cuando el martes 10 de abril de 2007 fue atacada por un oso hormiguero. El hecho se produjo en un zoológico del partido bonaerense de Florencio Varela.

Trabajaba como cuidadora, y el animal la lastimó gravemente; tanto que dos días después falleció. Trece años después, la Justicia resolvió que el establecimiento le pague a la familia una multa millonaria por “vulnerar el deber de seguridad e incurrir en una conducta negligente”.

Lo decidió el Tribunal de Trabajo n° 2 de La Plata, que ordenó al dueño del zoológico, Claudio Quagliata, y a la compañía de seguros, Federación Patronal, a pagar más de 101 millones de pesos a los padres de Melisa (Eduardo Alberto Casco –en estado depresivo desde la muerte- y Marta Susana Lago).

El suceso se…

Produjo a las 17 y 30 horas, cuando Melisa ingresó a la jaula de un oso hormiguero gigante llamado Ramón”. El ejemplar pesaba alrededor de 40 kilos y medía casi 2 metros.

La cuidadora iba a alimentarlo, pero no tenía puesta ropa de seguridad, ni tampoco llevaba consigo un handy o silbato. El animal la atacó y le provocó múltiples contusiones, heridas y desgarros. La joven fue ingresada de urgencia al Hospital Zonal de Agudos Evita Pueblo, en Berazategui. Muriò tras un paro cardiorrespiratorio.

Las autoridades del…

Zoológico no solo no se hicieron cargo, sino que le echaron la culpa: dijeron que incurrió en un "exceso de confianza” y “se expuso indebidamente, sin autorización de su empleadora". La familia de la víctima denunció la falta de un protocolo de seguridad e inició la lucha por justicia reparatoria.

Finalmente, Quagliata fue imputado y procesado por homicidio culposo. El 14 de abril del 2014, el Juzgado en lo Correccional n° 5 de Quilmes lo encontró culpable y lo condenó a 3 años de prisión en suspenso y 7 años de inhabilitación para estar en cualquier sociedad relacionada a los zoológicos. Pero 8 meses más tarde, la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de Quilmes revocó la sentencia y lo absolvió.

El zoológico estaba ubicado en la avenida López Escribano al 800 y cerrò en 2016.