Mar. 28. May 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

Milei: La OFFerta no aparece (Rodolfo O. Gianfelici)

Milei: La OFFerta no aparece (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  El antes candidato y el ahora presidente Javier Milei pontificó con destruir el Estado y pontificar a ‘lo privado’.

Afirmaba y sostiene que “el mercado” debe reinar sin control alguno, en total libertad, para que dé las respuestas que la sociedad necesita y exige.

No es necesario analizar a un personaje que atrasa muchas décadas; un limitado e inepto; un analfabeto histórico; que –portador de anteojeras- no puede ver el mundo.

Es así que nuevamente ha quedado expuesto ante la realidad local. Porqué...? Porque el único objetivo del presidente es el de cumplir con lo que sus mentores ideológicos y políticos (EEUU, Reino Unido, Israel) le han marcado como rumbo: alinear al país a sus objetivos geopolíticos, empobrecer a la sociedad, abrirle las fronteras a la libre importación, proveer de materias primas al mercado internacional, generar un gran ejército de empobrecidos trabajadores para que ello permita ‘abaratar costos’ de las patronales, y pagar la impagable deuda externa.

El resto no le interesa. De allí que considere y se empeñe en destruir el Estado. Para qué va a querer un Estado al que él no le otorga ningún valor ni función...?

La mayor epidemia de dengue en la historia argentina, ha vuelto a exponerlo a Milei en su total plenitud de abandono a la sociedad.

Estamos ante un rotundo fracaso del capitalismo en cuanto a dar soluciones. Milei lo hizo posible gracias a que el Estado carece de plan de salud –en lo general- y plan para atender la epidemia –en lo particular-.

“El mercado” –en este caso proveedor de repelente-, no está presente. Ello significa que en contra de las promesas y afirmaciones de Milei (antes y ahora), el mismo no da las respuestas.

El mandatario ha sido claro:

  • Se tomó más de un centenar de días para convocar a las áreas de salud provinciales para tratar la grave situación
  • Anticipó que no va a comprar ni proveer de vacunas
  • Carece de política sobre el tema.

Es así que asistimos a la ausencia estatal nacional y a que el monopolio privado que controla la producción, provisión y comercialización de repetentes, abastezca según las urgentes necesidades.

La “explicación” de la empresa es que ya pasó el pico de ventas previsto; y que si empieza a producir ahora, correría el riesgo de quedarse con un gran stock sin vender de cara a la venidera temporada invernal.

Pero: Desde el Estado nacional se contactaron con la empresa para tratar el tema y reclamarle producción...? No.

El producto está ausente en el mercado, y la debilitada Secretaría de Comercio Interior no se preocupó por ese faltante. Inclusive los medios de prensa –tan apoyantes de este proyecto de destrucción nacional oficialista- han salido a exponer esta situación de faltante de productos.

Ello no llevó a que desde ninguna área estatal nacional mostraran preocupación, ni interés para proveer al mercado interno de repetentes, a través de producción de urgencia y/o importaciones.

Se equivocó Milei...? No. Es totalmente coherente. Desprecia la vida; considera que solo debe prevalecer el poderoso, en este caso, el que pueda acceder a repelentes y/o vacunas.

Repite la misma política de odio, de desprecio, de inhumanidad que mostró la oposición neoliberal, derechista y antiperonista durante la pandemia.

En este sentido resulta interesante tener en consideración que ese abandono de toda presencia estatal le permitió al monopolio que controla el mercado interno de repelentes elevar el precio de sus productos de manera injustificada, inflacionaria, clasista.

Milei y “el mercado” asociados en contra de los sectores sociales más desprotegidos de la sociedad. Lo hieron antes, lo hacen ahora, y lo harán en el futuro. Porque así actúa el capitalismo.

La firma que maneja el mercado de los repelentes, produce este producto “de temporada”; establece una producción y la comercializa. Si falta en el mercado, no le interesa y no es su problema. Porque dicha firma produce y comercializa numerosos productos. Los repelentes son apenas... “un producto de temporada”.

Nos referimos –por si alguien no sabe quien fabrica Off- a la multinacional estadounidense SC Johnson. Produce y controla el 91% del total de repelentes y espirales ‘argentinos’.

Algunos de los otros productos que produce dicha firma, la transforma en la más poderosa del rubro, careciendo de competencia (de la que tanto habla Milei), son:

  • Glade                         Desodorante de ambientes
  • Belm                           Limpieza, lustre
  • Ceramicol                  Protección y brillo
  • Duck                           Limpieza de inodoros
  • Echo                           Limpiador sanitario
  • Fuyí                            Insecticida (los espirales los importa de Inonesia, y en Argentina le agregan el envoltorio...)
  • Klaro                          Apresto para planchar
  • Lysoform                    Aerosol desinfectante
  • Mr Músculo               Desingrasante
  • Baygon                       Mata moscas y mosquitos
  • Off                              Repelente de insectos
  • Raid                            Anti insectos
  • Ziploc                         Bolsas para residuos
  • Kiwi                            Brillo y cuidado de calzado

En lo que va del 2024 el dengue suma 129 muertos y más de 165.000 contagios en el país. Ni a Milei ni a la multinacional le interesan. Tanto es así que uno por indiferencia y el otro por especulación, ‘lograron’ que un repelente llegara a costar $ 15.000. Si. Equivalente al 10% del salario mínimo argentino...

Ello sin tener en cuenta que Mercado Libre (cuyo dueño ha sido un acérrimo apoyante de Mauricio Macri –antes- y de Milei –ahora-), ofrece un envase chico de repelente de “primera marca” a $ 30.000...

Lo llamativo es que el presidente liberó las importaciones –entre otros- de repelentes; y sin embargo “el mercado” no se dio por enterado y remarcó como se le ocurrió.

Pero como para que se comprenda –algo más- en manos de quién está el gobierno nacional, el mismísimo Ministro de Salud, Mario Russo, pidió "evitar presiones" para vacunar y denunció "operaciones de prensa por parte de medios y espacios políticos opositores". Declarando que la vacuna no está aprobada por FDA (la Food and Drugs Administration de Estados Unidos) .

Efectivamente: Este funcionario argentino desconoce que la vacuna en el país ha sido aprobada y avalada por ANMAT, y quiere regirse por lo que determina una administración de otro país (¡).

Los repelentes le muestran a Milei que su (supuesta) solución no existe. Mientras, el dengue se cobra vidas.