Mar. 21. May 2024, Santa Fe - Argentina
Notas Destacadas

MURIÓ MIGUEL ANGEL ESTRELLA

MURIÓ MIGUEL ANGEL ESTRELLA

PARIS-FRANCIA  (PrensaMare)  A los 81 años falleció en esta ciudad el pianista argentino Miguel Ángel Estrella.

“La Delegación Argentina ante la Unesco lamenta anunciar el fallecimiento de Miguel Ángel Estrella, quien fue Embajador de Argentina ante la Unesco y Embajador de Buena Voluntad de la Unesco, pianista y fundador de la ONG Música Esperanza”, informó la representación de Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Actualmente se encontraba dirigiendo la Casa Argentina en la Ciudad Universitaria de París. La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández comunicó: “Despedimos con inmenso dolor al gran músico argentino Miguel Ángel Estrella, ex embajador ante la UNESCO y luchador por los derechos humanos. Hasta siempre querido Miguel. Mis condolencias a familiares y amigos”.

Su pensamiento y actividad excedía lo musical; fue un militante por la vida; comprometido por el Hombre; militante de los derechos humanos.

Siendo un eximio pianista no dudó en comprometerse y presentarse en hospitales, fábricas, ingenieros azucareros, cárceles, centros de refugiados o en pobrísimos barrios.

Nacido en San Miguel de Tucumán el 4 de julio de 1940, en el seno de una familia de emigrados libaneses (de apellido Nashem -que en árabe significa “estrella”-). Pasó su infancia en Vinará (departamento Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero). A los 12 años quedó impactado al escuchar un concierto con música de Frédéric Chopin. Terminada la secundaria en Tucumán -con 18 años- se trasladó a Buenos Aires para continuar sus estudios en el Conservatorio Nacional. Allí se forma con Orestes Castronuovo, Erwin Leuchter y Celia de Bronstein.

En 1965 recibe una beca del Fondo Nacional de la Artes y continuó formándose en la capital francesa con Marguerite Long, Nadia Boulanger, Ivonne Loriot, Olivier Messiaen y Vlado Perlemuter, entre otros.

Identificado plenamente con el peronismo, hizo su aporte que fue considerado “peligroso” y “subversivo”; máxime que mantenía buena relación con los sectores revolucionarios del peronismo.

En 1976 sufre persecuciones de la dictadura cívico-militar argentina, por lo que abandonó su país. En 1977 fue secuestrado por paramilitares en Uruguay; golpeado, torturado y atacado salvajemente en sus manos, su apresamiento generó un movimiento mundial en reclamo de su libertad.

Tras ser liberado gracias a la gran campaña internacional, conducida, entre otros, por la compositora francesa Nadia Boulanger y el violinista Yehudi Menuhin, se marchó a Europa.

Profundizó su militancia por los derechos humanos y por la difusión de la música como un instrumento de defensa de la dignidad. Así, en diciembre de 1982 funda el movimiento internacional “Música Esperanza”, para devolver a la música su rol de comunicación social.

Recorre el mundo promediando cien conciertos anuales, en gran parte dedicados a programas de solidaridad. En Argentina, colaboró con las Madres de Plaza de Mayo en la creación de una escuela popular de música. En el Mercosur fue el promotor del programa “La voz de los sin voz”, dedicado a los campesinos e indígenas. En Medio Oriente lanza la Orquesta para la Paz, integrada por cuarenta jóvenes músicos de las tres religiones de los hijos de Abraham (cristianos, musulmanes y judíos).

En Argentina fue artífice del Concurso Chopin de piano (donde todos los participantes tenían asegurada una devolución por escrito por parte de los jurados).

Fue distinguidpo por el Senado de la Nación argentino; por el gobierno de Francia que lo nombró “Caballero de la Legión de Honor”, siendo condecorado “Comandante de la Orden de las Artes y las Letras”.

Numerosas universidades del mundo, le otorgaron el título Doctor Honoris Causa. Integró en varias oportunidades el jurado del “Tribunal Russell sobre Palestina”. En 2014 recibió el premio Danielle Mitterrand de la Fundación France Libertés.

Estrella produjo una gran discografía. Un grande con todas las letras; la música está dolida, pero el mundo lo honra como un grande.