Mar. 27. Set 2022, Santa Fe - Argentina
Deportes

GAUDIO: UN PERSONAJE OLVIDABLE

GAUDIO: UN PERSONAJE OLVIDABLE

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (por Esteban D'Arret, PrensaMare)  Para los simpatizantes y amantes del tenis, la llegada de Gastón Gaudio a la capitanía de la Copa Davis, era un ‘salto de calidad’.

Imaginaban que el extenista le aportaría un plus. Pero, lejos de ello, su paso fue realmente: sin pena, sin gloria y sin nada de nada.

Nadie va a discutir su trayectoria como tenista, donde supo ganar un Roland Garros y llegó a instalarse como el n° 5 del mundo.

Pero eso ya es pasado, y su tarea como capitán era diferente a aquella de años antes.

Durante 3 años, Gaudio fue el conductor del equipo argentino en 6 series. Su final llegó cuando Argentina enfrentó y superó a la pobrísima Belarús (o Bielorrusia), en el Buenos Aires Lawn Tennis.

Había llegado al cargo que tanto ansiaba y por el que tanto ‘operó’, el 27 de julio de 2018. Lideró –de urgencia- un trío que conformó con Guillermo Coria y Guillermo Cañas, tras el despido de Daniel Orsanic (quien condujo a Argentina a ganar por primera vez en su historia la Davis).

Un despido cuando faltaban solo 4 semanas para enfrentar en una serie a Colombia. Llegado al cargo, Gaudio no dudó en atacar a Osanic, declarando: "Le damos demasiada relevancia a Orsanic. Argentina salió campeón con Orsanic y también se fue a la B con Orsanic"...

Claro que Gaudio pretendió demonizar a Orsanic, por ese descenso (ante Kazajistán en septiembre de 2017), cuando Argentina ya había sorportado situaciones similares. Porque el tenis argentino había bajado del Grupo Mundial en 1985 (Rusia) y en 1993 (Dinamarca). Y tuvo un período de mediocridades en la Davis.

Si hubiera reconocido ello, también debería haber dicho que Argentina solo ganó la Davis una vez, desde 1900. Fue en el año 2016, convirtiéndose en más de un siglo en el país número 15 en consagrarse.

Porqué Gaudio no quiere a Orsanic...? Bueno, es un tema conocido por todo el ambiente tenístico. Al fianlizar el ciclo de Martín Jaite en 2014, Gaudio operó para sucederlo. Hizo loby; fue apoyado por Jaite; ‘habló’ con periodistas amigos; y logró el apoyo de Héctor Romani (exdirector Ejecutivo de la Asociación Argentina de Tenis, ATT; estaba enfrentado con Juan Martín Del Potro, que no jugaba la Davis desde 2012).

Pero inesperadamente para él, el Secretario Legal Diego Gutiérrez y el Vicepresidente Tercero Daniel Fidalgo, operaron y lograron que el cargo fuera para Orsanic (que era Director de Desarrollo).

Esta elección descomprimió situaciones e hizo que Del Potro volviera a jugar, y fue protagonista en el logro del 2016. Igualmente, Gaudio quedó muy, pero muy herido.

Recién en el 2018 tuvo su anhelada llegada al cargo. Así, debutó ante la débil Colombia, estando clasificada Argentina para los Qualifiers.

Al año siguiente (en febrero de 2019) fue oficializado como el único capitán. Allí supo expresar su satisfacción y promesa de trabajar porque “tengo tiempo para poder hacer esto".

Dirigió tres series: victoria sobre Chile, derrota ante Alemania y, derrota ante España. Un balance mediocre y sin nada que festejar. En marzo de 2020 jugó los Qualifiers frente a Colombia, cayendo en Bogotá. En septiembre 2021 venció a Belarús, dejando como balance su propio desconocimiento (y desinterés).

Un enfrentamiento que dejó una jornada inesperada y sorpresiva cuando Diego Schwartzman, 15° en el ránking mundial, sufrió un revés ante Daniil Ostapenkov (juvenil de 18 años sin ranking)... El tema es que el capitán –Gaudio- reconoció que no conocía a los rivales (sin comentario).

Tras la victoria final de Argentina por 3-1, Gaudio anunció su retiro del cargo afirmando: “Tengo otras cosas en la cabeza y estoy con otros compromisos". Con lo cual demostraba que el cargo no le interesaba; tenía otras prioridades. No estaba presente en competencias de argentinos; y a ello se agregó que ni siquiera mantuvo contacto con los jugadores en el mes antes de jugar ante Belarús... Tampoco armó el equipo que compitió en loa Juegos Olímpicos de Japón.

Ha sido público que sus ocupaciones lo llevaron a estar muy involucrado en el acuerdo de Lionel Messi con el PSG (Gudio es amigo del presidente del club), y también en el armado de una lista opositora en las elecciones de Independiente.

Claro que la soberbia suya iba a tener un nuevo round, cuando expresó: "Pude transmitir la experiencia que tuve cuando jugaba, cosa que por ahí antes alguno de los capitanes no tenía" (algo que nadie sabe si en verdad ocurrió).

Una chicana dirigida –lógicamente- a su ‘enemigo’ Orsanic. Y tiene razón Gaudio, porque Orsanic careció de antecedentes como jugador; tampoco contó con la adulación del periodismo porteño ‘de peso’. Orsanic solo puede decir que ha pasado a la historia como el primer (y único) capitán que ganó la Copa Davis para Argentina... No es poca cosa (aunque a Gaudio le duela).

Antecedentes de Gaudio:

Gaudio, el macrismo, negocios y muerte: http://www.prensamare.com.ar/noticia/09-09-2020/8407-gaudio-el-macrismo-negocios-y-muerte.html 

Con el sello de Gaudio...?: http://www.prensamare.com.ar/noticia/11-08-2021/11776-con-el-sello-de-gaudio.html