Vie. 12. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

TENSIÓN ENTRE UCRANIA Y POLONIA

TENSIÓN ENTRE UCRANIA Y POLONIA

PARÍS-FRANCIA (PrensaMare)  Ucrania fue llevada a una guerra por decisión de EEUU, Gran Bretaña, la OTAN y la Unión Europea. La guerra ya la tiene perdida, pero no puede detener sus pérdidas y daños, porque desde Washington no le permiten sentarse a negociar con Rusia.

A ello se ha agregado una situación incómoda con Polonia. Algunos consideran que desde ciertos sectores nacionalistas polacos aspiran a apropiarse de territorios ucranianos, aprovechando la situación de total debilidad que afronta Ucrania.

Un tema que en nada preocupa a EEUU (todo lo contrario), porque a ambos lados de la frontera ucraniano-polaca, sus dirigentes responden a... Washington.

Actualmente se está produciendo un grave problema donde camioneros polacos bloquean carreteras que comunican con Ucrania. De allí que voces políticas de este país han salido a pedir a sus pares polacos a actuar contra ellos.

Estos bloqueos impiden el paso de camiones de carga a Ucrania.

Eso afecta la llegada de suministros humanitarios para Ucrania. Estos actos para interrumpir el tránsito comenzaron el 6 de noviembre en protesta contra la inacción del Gobierno ante lo que ven como una competencia injusta. Ocurre que los transportistas ucranianos están exonerados de la necesidad de obtener permisos para cruzar la frontera (desde que estalló el conflicto con Rusia en febrero de 2022).

Se estima que los daños causados a la economía de Ucrania por el bloqueo ya han superado los 400 millones de euros (unos 438 millones de dólares).

La situación también afecta a las industrias, y la Federación de Empresarios de Ucrania calcula ya ha sufrido más de 400 millones de euros en pérdidas (según Vladímir Balin, vicepresidente de la Asociación de Transportistas Internacionales por Carretera de Ucrania).

Este bloqueo produce interrupciones en el suministro de combustibles, reveló el viceministro de Política Agrícola del país, Markiyán Dmitrasévich. La situación ha llevado a que el mandatario ucraniano Vladímir Zelenski instruyera a sus ministros para que trabajen con Varsovia, para solucionar la situación.

Dos meses antes del inicio de los bloqueos, Ucrania presentó una queja (luego suspendida), ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la decisión de Polonia, Eslovaquia y Hungría de mantener la prohibición de las importaciones de productos agrícolas ucranianos.

Por otra, desde el inicio del conflicto entre Ucrania y Rusia, el gobierno polaco se posicionó claramente a favor de los primeros. Pero en septiembre sus autoridades indicaron que se centrarían en su propia seguridad y que no enviarían armas modernas al vecino país (por Ucrania).

Esta situación demuestra que se avanza hacia un enfriamiento de relaciones bilaterales.