Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Deportes

EL PODER UNIDO CONTRA RIQUELME

EL PODER UNIDO CONTRA RIQUELME

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  Los reclamos de unidad boquense para las elecciones del 8 de diciembre no fueron escuchadas ni atendidas por varios dirigentes. Particularmente por el oficialismo, que confiaba en poder triunfar luego de más de 2 décadas de ejercer la administración del club. Un período que inicio en su momento Mauricio Macri; que hou ejece el radical-macrista Daniel Angelici; y para lo cual decidieron proponer como candidato a Christian Gribaudo.

Ellos estaban confiados en que Riquelme solo hablaría ante los medios. Jamás imaginaron que iba a jugarse y ser candidato por una lista opositora. Y les duele y molesta; consideran que su figura es el mayor riesgo que deben enfrentar ante las urnas el 8 de diciembre.

Por ello el poder macrista (político-deportivo y mediático) salió a ‘castigarlo’.

El candidato Gribaudo dispuso del servicial radiofónico macrista Eduardo Feinmann. Desde su programa le dieron micrófono para que acusara a Riquelme de fomentar "la grieta" (¿?). El candidato sostuvo que un ídolo no debe posicionarse políticamente.

Lo increíble es que horas antes Riquelme le agradeció públicamente al oficialismo que lo quiso llevar de… candidato en su lista

En otras palabras: si Riquelme era candidato del oficialismo estaba otod bien y significaba ‘unidad’. Si enfrenta al oficialismo alimenta “la grieta”…

Inclsuive Gribaudo no dudó en apelar al latoguillo macrista y acusó Ameal de haber dejado un grueso déficit. Se quejó amitando aMacro con el remanido tema de… la herencia recibida (¡).

Inclusive le cuestionó a Ameal que dejó un Boca Juniors que durante su gestión no logró un título internacional. Se olvidó que en 8 años de gobierno de Angelici, tampoco hubo un logro de esas características.

A su turno, otro de los atacantes fue el vicepresidente de la lista de Gribaudo, Juan Carlos Crespi quien afirmó: "Riquelme me puede ganar en una cancha, pero en política yo le paso el trapo. Sabrá mucho de jugar pero no tiene ni idea de cómo dirigir".

También tuvo su actuación José Beraldi (tercer candidato a presidente): "Hace unas semanas pidió la unidad de todos los candidatos para apoyar y participar por lo mejor para el club. Hoy no hay unidad, no entendemos qué es lo que le hizo cambiar de opinión desde sus últimas declaraciones". Posiblemente lo que no quiso entender Beraldi es que, ante la falta de unidad, Riquelme decidió jugarse.

Pero no todo iba a quedar allí. Porque la operatoria desde los medios es fuerte. Así, dejaron trascender que Riquelme le habría pedido dinero al oficialismo para sumarse a la lista. Una maniobra típica de buscar desprestigiar con bajezas y sin prueba alguna.

Por ello no llamó la atención que personajes de lo más ruín del periodismo argentino, como Alejandro Fantino y Juan Carlos Pasman, salieran a tacarlo con dureza, a dar por cierto el supuesto pedido de ese dinero (ya hablaron de 18 millones de dólares…), y hasta dejaron en duda su era hincha de Boca

Fantino lo acusó de traidor: “Jugar así, como se dice en el barrio, no es gratis. Algo raro pasó”…  y lo acusó de "clavarles una estaca a aquellos a los que le había pedido que se juntarán".

Los enemigos de Riquelme son la mejor prueba de cómo actúa él.