Jue. 01. Dic 2022, Santa Fe - Argentina
Opinión

TRUDEAU: LOS NUEVOS POLÍTICOS SON "BUCHONES" (Rodolfo O. Gianfelici)

TRUDEAU: LOS NUEVOS POLÍTICOS SON

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  La palabra “Buchón” es un término popular argentino, que se utiliza para calificar a quien es delatora, que cuenta secretos o que denuncia a espaldas de otras persona.

En este caso, ha salido a la luz la deneslable actitud del premier de Canadá, Justin Trudeau, quien dio a la luz (“filtró” se suele decir ahora de manera disimulada) lo hablado en forma privada entre él y el mandatario chino, Xi Jinping.

Se trató de un hecho nuevo...? No; en absoluto. Desde hace décadas, la mediocridad de las dirigencias neoliberales y derechistas de occidente (y del resto del mundo también), decidieron utilizar a los medios de comunicación para ‘pasarles’ información “reservada” o “secreta”, para utilizarla a su favor y en contra de otro u otros.

Lo llamativo de este caso es el nivel de incapacidad de Trudeau, que directamente ‘traicionó’ al líder de la máxima potencia mundial del momento. Lo que lo expone a ser considerado públicamente de lo que es este canadiense, como para demostrar –el mismo- su debilidad y falta de respuestas, que salió a convertirse en un verdadero “buchón” ante el mundo entero

El gravísimo suceso llevó a que inmediatsmente Jinping saliera a acusarlo de “filtrar” los detalles de la reunión privada entre ambos, en medio de la Cumbre del G20, en la isla indonesia de Bali.

Trudeau hizo filmar un video que posteriormente hizo subir a las redes sociales, donde Xi Jinping le efectúa un reproche (a través de un traductor). Fue así que el líder asiático (ante semejante incalificable actitud) expresó: "Todo lo que discutimos se filtró a los periódicos. Eso no es apropiado y esa no es la forma en que se llevó a cabo nuestra conversación".

La conversación “filtrada”...

Muestra a Xi Jinping expresando al canadiense: "Si hay sinceridad, podemos comunicarnos entre nosotros de manera respetuosa, de lo contrario será difícil predecir el resultado".

Es allí cuando Trudeau interrumpe al presidente y le dice que Canadá cree en el diálogo libre, abierto y franco, y aseguró: "Continuaremos buscando trabajar juntos de manera constructiva, pero habrá cosas en las que no estemos de acuerdo".

Una acción que molestó a Jinping, que insatisfecho le respondió que antes se deberían "crear las condiciones".

Cuales son los antecedentes...?

En esta Cumbre, el primer ministro canadiense aseguró públicamente: "Sabemos que China es un actor global importante en la economía y tiene un impacto muy grande en los eventos de todo el mundo", agregando que intervendrán internacionalmente "para cuestionar los Derechos Humanos y los valores que son importantes para los canadienses".

Expresión por demás de parcial y cínica, pues Canadá integra la OTAN que desde hace décadas lleva delante una política violatoria de las soberanías de otros países, invadiendo y asesinando, según las ‘necesidades’ de la geopolítica de Washington.

Si bien no se puede afirmar que haya ocurrido de verdad, el grueso de la prensa canadiense afirma que Trudeau le “protestó” a Jinping las ‘interferencias’ (¿?) que dicho país efectuaría dentro de la política interna canadiense.

Ese ‘desencuentro’ se produce en medio que Canadá acompaña fielmente las políticas de EEUU a nivel mundial, pero pretende ‘tentar’ a China para que crezcan los vínculos económicos y comerciales bilaterales.