Jue. 11. Ago 2022, Santa Fe - Argentina
Superliga

CARLOS TEVEZ, EL SALVADOR (DE QUIÉN...?)

CARLOS TEVEZ, EL SALVADOR  (DE QUIÉN...?)

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Rosario Central, club en contínua crisis institucional y deportiva, ha pasado de la noche a la mañana a ocupar los espacios informativos deportivos del país (y el exterior).

El anuncio y asunción de Carlos Tevez como su nuevo entrenador, ha provocado este importantísimo cambio de cobertura informativa.

Nadie sabe si él tiene capacidad para conducir un grupo humano, o para armar un equipo, o para transmitir todo lo que –seguramente- aprendió en su exitosa carrera deportiva.

Pero eso es secundario; qué importa en el mundo de la imagen, el dinero, el poder, la simulación, el cinismo.

Tevez es un jugador muy querido por los boquenses, pero que, a partir de su manifiesto acercamiento a Mauricio Macri, comenzó a ser mirado de otra forma por muchos de sus simpatizantes. Nadie le discute la capacidad futbolística que tuvo y su trayectoria, pero ya eso es demasiado.

Porque Tevez es la muestra del jugador surgido desde los sectores más humildes de la sociedad argentina, pero que termina del brazo con quienes integran el sector social que sumergió a sus abuelos, a sus padres y a todos sus familiares (y lo mismo le hubiera ocurrido a él, de no haberse destacado como futbolista).

Es más: ese mostrarse alegre, felíz y en un trato de igual-a-igual con Macri causó rechazo en muchos argentinos.

Inclusive allí apareció el anti-Boca y el racismo para condenarlo desde otros sectores sociales y políticos.

Luego se supo que terminó distanciado con grandes diferencias con Juan Román Riquelme, al igual que Macri y su delfín, el radical-macrista Daniel Angelici (ex titular boquense).

Ahora aparece al frente de un ‘proyecto’ en Rosario Central, al que se han sumado empresarios y representantes del fútbol; y hasta –se dice- la ‘sugerencia del titular de la Asociación del Fútbol Argentino –Claudio Tapia- a dirigentes del club rosarino para que contrataran a Tevez.

Al parecer, la recomendación obedeció a la amistad que el dirigente mantiene con el recientemente retirado futbolista. Fue allí que entraron a tallar los representantes Adrián Rouco y Christian Bragarnik. Este último convertido en el empresario que más jugadores y entrenadores representa en el fútbol local, además de tener gran ‘llegada’ a clubes.

Por su parte, el ex entrenador de las selecciones de hockey sobre césped, Carlos Retegui, fue convocado para que aporte su ‘carné de entrenador’ (que le falta a Tevez).

Todo un combo donde todos tratan de sacar su tajada, y donde el club habrá que ver con que ‘debe’ se queda...

Posiblemente los fanáticos se ilusionen con que los refuerzos que acerquen Rouco y Bragarnik a Central a luchar por el campeonato. Un pensamiento pasional, pero que suele tener sus consecuencias nefastas cuando no todo sale como se ansía. Porque Central no tienen un peso; si justamente su anterior entrenador –Leandro Somoza- se fue antes de tiempo porque no le trajeron ninguno de los refuerzos solicitados. Y antes habían echado a Cristian Kily González, porque el proyecto de potenciar jóvenes del club (que apoyaron los dirigentes) no aportó los resultados (urgentes) que le exigieron los mismos dirigentes que luego lo despidieron...

Se está ante un proyecto futbolístico revolucionario, o simplemente ante una apuesta de oportunistas...?
Por lo pronto, los medios de prensa ya comenzaron a olfatear informaciones frescas, y lanzaron una gran cobertura para esta propuesta. Pero sabemos como operan los medios: acompañan hasta la puerta (o antes) del cementerio...

Como para que no queden dudas de lo que se ha puesto en marcha, Retegui además de haber sido el reconocido entrenador de las Leonas y los Leones, fue concejal de San Fernando, por el Frente para la Victoria. Inclusive ejerció como Director Nacional de Deportes (con la conducción del peronista Claudio Morresi en la gestión de Cristina Fernández). Posteriormente y de manera sorpresiva, se transformó en Secretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, bajo la actual gestión del macrista Horacio Rodríguez Larreta...

Su toma de distancia del peronismo y alineamiento con el macrismo lo hizo de la mano del radical-macrista Angelici (amigo de Tevez). Como para agregar algo más de politización a la jugada, allí está Bragarnik amigo de Angelici.

Dicen que Tevez propuso un contrato de 3 años para su “proyecto”; la dirigencia le ofrecía 2. Lo cierto es que en Argentina, si se llega a perder 4 partidos seguidos no hay proyecto que valga. Es allí cuando algunos recapacitan y comienzan a interrogarse sobre negocios, negociados, lavado de dinero, oportunismo...