Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

UN CATACLISMO ANUNCIADO (Carlos P. Morales)

UN CATACLISMO ANUNCIADO (Carlos P. Morales)

CARACAS-VENEZUELA  (por Carlos Pérez Morales)  En nuestro planeta Tierra está ocurriendo un cambio climático inducido por razones humanas y que primero se manifiesta como la elevación de la temperatura atmosférica y sobre la superficie de nuestra "Casa Común". colaboradores. El clima de la Tierra ha cambiado a través de la historia. En los últimos 650.000 años, se han dado siete ciclos de avances y retrocesos glaciales, con el abrupto final de la última era de hielo hace alrededor de 11.700 años, lo que marcó el comienzo de la era climática moderna y de la civilización humana. La mayoría de estos cambios climáticos se atribuyen a variaciones muy pequeñas en la órbita de la Tierra, las cuales alteran la cantidad de energía solar que recibe nuestro planeta.

Se ha afirmado que el cambio climático inducido por razones antropogénicas comenzó con la siglo XIX debatieron cómo la tala de bosques podría traer más lluvia a una región, o quizás menos. Pero los mayores cambios climáticos ocurrieron por sí solos. El descubrimiento a mediados del siglo XIX de que había habido glaciaciones en el pasado distante demostró que el clima podría cambiar radicalmente en gran parte del mundo, un cambio mucho más allá de cualquier cosa que los simples humanos pudieran causar. Entonces, ¿qué causó el cambio climático global? ¿Fueron variaciones en el calor del Sol? ¿Volcanes con nubes de humo en erupción? ¿El ascenso y descenso de cadenas montañosas, que desviaron los patrones de viento y las corrientes oceánicas? ¿O podrían ser cambios en la composición del aire mismo? En 1824, un científico francés había explicado que la temperatura de la Tierra sería mucho más baja si el planeta careciera de atmósfera, y en 1859 un científico inglés descubrió que los principales gases que atrapaban el calor eran el vapor de agua y el dióxido de carbono (CO2). (Weart E. 2021). Traducción del autor.

En la década de 1930, al menos un científico comenzaría a afirmar que las emisiones de carbono ya podrían estar teniendo un efecto de

La gente había sospechado durante mucho En 1824, un científico francés había explicado que la temperatura de la Tierra sería mucho más baja si el planeta careciera de atmósfera, y en 1859 un científico inglés descubrió que los principales gases que atrapaban el calor eran el vapor de agua y el dióxido de carbono (CO2).

Los antiguos griegos y los estadounidenses del siglo XIX debatieron cómo la tala de bosques podría traer más lluvia a una región, o quizás menos. Pero los mayores cambios climáticos ocurrieron por sí solos. El descubrimiento a mediados del siglo XIX de que había habido glaciaciones en el pasado distante demostró que el clima podría cambiar radicalmente en gran parte del mundo, un cambio mucho más allá de cualquier cosa que los simples humanos pudieran causar. Entonces, ¿qué causó el cambio climático global? ¿Fueron variaciones en el calor del Sol? ¿Volcanes con nubes de humo en erupción? ¿El ascenso y descenso de cadenas montañosas, que desviaron los patrones de viento y las corrientes oceánicas? ¿O podrían ser cambios en la composición del aire mismo?

En 1824, un científico francés había explicado que la temperatura de la Tierra sería mucho más baja si el planeta careciera de atmósfera, y en 1859 un científico inglés descubrió que los principales gases que atrapaban el calor eran el vapor de agua y el dióxido de carbono (CO2). (Weart E. 2021). Traducción del autor.

Los cálculos de Callendar sugirieron que duplicar el CO2 en la atmósfera de la Tierra podría calentar la Tierra en 2 grados C (3,6 grados F). Continuaría argumentando hasta la década de 1960 que se estaba produciendo un calentamiento del planeta por efecto invernadero. Si bien las afirmaciones de Callendar fueron recibidas en gran medida con escepticismo, logró llamar la atención sobre la posibilidad del calentamiento global. Esa atención jugó un papel en la obtención de algunos de los primeros proyectos financiados por el gobierno para monitorear más de cerca el clima y los niveles de CO2.

La temperatura promedio de la superficie del planeta ha aumentado aproximadamente 2,12 grados Fahrenheit (1,18 grados centígrados) desde finales del siglo XIX, un cambio impulsado en gran medida por el aumento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y otras actividades humanas. La mayor parte del calentamiento se produjo en los últimos 40 años, con los siete años más recientes siendo los más cálidos. Los años 2016 y 2020 están empatados por ser el año más cálido registrado.

La Organización de las Naciones Unidas está a la vanguardia de los esfuerzos para salvar nuestro planeta. En 1992 la Cumbre para la Tierra dio lugar a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) como primer paso para afrontar este enorme problema. Actualmente un total de 197 países han ratificado la Convención, cuyo objetivo final es prevenir una interferencia humana "peligrosa" en el sistema climático.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU

Este grupo (IPPC,) como se conoce en sus siglas en inglés) fue creado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la ONU Medio Ambiente con el objetivo de proporcionar una fuente objetiva de información científica. En 2014 el IPCC proporcionó más claridad sobre el papel de la actividad humana en el cambio climático cuando publicó su Quinto Informe de Evaluación. Su conclusión fue categórica: el cambio climático es real y las actividades humanas son sus principales causantes.

Periódicamente esta organización publica un informe sobre el cambio climático que está ocurriendo sobre la Tierra. El informe del año 2018 destaca una serie de daños ocasionados por el cambio climático que podrían evitarse si el límite de calentamiento global se estableciera en 1,5ºC en lugar de 2ºC, o más. Por ejemplo, para 2100 el aumento del nivel del mar a nivel global sería 10 cm más bajo con un calentamiento global de 1,5°C. Las probabilidades de tener un Océano Ártico sin hielo durante el verano disminuirán a una vez por siglo, en lugar de una vez por década, con el máximo en 1,5ºC si el límite se establece en los 2ºC. Los arrecifes de coral disminuirían entre un 70 y 90% con un calentamiento global de 1,5 °C mientras que con 2ºC se perderían prácticamente todos (el 99%).

Nos preguntamos ¿Porqué las naciones no están haciendo lo suficiente para afrontar el cataclismo que se avecina?

(Geógrafo Dr Carlos Pérez Morales)