Mie. 17. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Mundo

FRANCISCO: CASTIGO Y MENSAJE

FRANCISCO: CASTIGO Y MENSAJE

Otro aporte al cambio...

ROMA-ITALIA  El papa Francisco despojó del estado clerical, aplicando la máxima sanción canónica dentro de la Iglesia, al ex arzobispo de Washington, Theodore McCarrick.

En julio de 2018 había renunciado a su título de cardenal ante el cúmulo de denuncias por abuso sexual en su contra. La sanción contra McCarrick (88 años), fue comunicada por el Vaticano luego que el Tribunal eclesiástico (para casos de pederastia sacerdotal, la Congregación para la Doctrina de la Fe), lo encontrara culpable de violaciones al Décalogo de Comportamiento con adultos y menores, con el agravante de abuso de poder.

La sanción es “definitiva” por decisión de Francisco y no podrá ser recusada. McCarrick se encuentra en una celda, y fue comunicado de la durísima sanción del Papa. Ha sido reducido al estado laical, por lo que no podrá administrar los sacramentos, presentarse o vestir como un sacerdote ni recibir asignación económica de instituciones eclesiales

McCarrick (arzobispo de Washington entre 2000 y 2006), está acusado de abusar sexualmente de tres menores y de varios seminaristas y jóvenes sacerdotes. En julio de 2018, se había convertido en el primer prelado católico (en casi cien años) en perder el título de cardenal, y ser obligado a abstenerse del ministerio público y a vivir en un convento de Kansas (EEUU)

El Papa, con esta decisión ha enviado un clarísimo mensaje al interior del catolicismo. La reducción al estado laico es la pena más dura que contempla la ley canónica. En este caso, dicho castigo ha sido impuesto al religioso de mayor rango en la historia reciente de la Iglesia católica.

En una institución grandísima y lerda –en consecuencia- para la toma de decisiones, Francisco ha buscado mostrar rapidez y claridad: nadie es privilegiado, ni aún el más encumbrado (y radicado en el país más poderoso del mundo).