Vie. 12. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Política

A QUIENES SE VIO EN LA ASUNCIÓN DE MILEI...?

A QUIENES SE VIO EN LA ASUNCIÓN DE MILEI...?

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (PrensaMare)  Sin que muchos medios de comunicación lo informaran, se produjeron ‘interesantes’ presencias en la asunción de Javier Milei.

Durante la ceremonia de jura en el recinto de la Cámara de Diputados, pudieron observarse a los padres del mandatario, en los balcones.

El ultraderechista expresidente brasileño Jair Bolsonaro, estaba en primera fila, acompañado por Adolfo Rodríguez Saa y los expresidentes Eduardo Duhalde y Mauricio Macri. Detrás de ellos el re-electo gobernador bonaerense Axel Kicillof junto a otros mandatarios provinciales argentinos.

En el sitial de las delegaciones extranjeras se los vio al ucraniano Volodimir Zelensky, junto a al chileno Gabriel Boric, el uruguayo Luis Lacalle Pou, el paraguayo Santiago Peña, y Felipe de Borbón - rey de España -.

Los cortesanos de la desprestigiada “mayoría automática”: Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, hicieron su llegada en grupo. Mientras que más tarde lo hizo su par, el rafaelino Ricardo Lorenzetti.

También estuvo la familia Menem (Eduardo Menem, Zulema Menem), la pareja (¿?) de Milei, Fátima Flores.

Pero sin lugar a dudas lo más llamativo fueron las ausencias. Porque más allá de expresiones de la ultraderecha mundial - sin peso -, no se observó a ningún mandatario latinoamericano de trascendencia regional o mundial. Tampoco hubo presencias de dirigentes de los organismos de derechos humanos, ni de los movimientos sociales, ni sindicalistas de peso.

Finalmente, el hecho que Milei haya leído su primer discurso presidencial ‘hacia la calle’ (¿?) y de espalda a los legisladores, se trató de un intento escenográfico de poca monta. Si Milei pretendió mostrar a los argentinos que él le da la espalda a la actual clase política (concretamente a los legisladores), debería por comenzar a revisar todos (absolutamente toso) sus nombramientos en el gobierno.

Posiblemente si lo hiciera comprendería que se trata de la mejor (o peor?) expresión de “la casta” de las últimas décadas, donde el macrismo ha resucitado.