Dom. 14. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

ARGENTINA: LA DEUDA ES UNA FIESTA

ARGENTINA: LA DEUDA ES UNA FIESTA

Mauricio Macri lo hizo...

SANTA FE-ARGENTINA  (por Esteban D'Arret, PrensaMare)  Uno de los mayores “logros” de Mauricio Macri fue obtener que la mayoría de la provincias se sumara a su irresponsable política de endeudamiento.

Así, en menos de 4 años multiplicaron por 6 el stock de pasivos hasta alcanzar la histórica cifra de… 1,73 billones (1 billón 730.000 millones) de pesos...

Macri de manera alegre y rápida le pagó a los fondos buitres, llevó al país a una escanadlosa emisión de deuda (para pagara deuda) y fue ajustando en la administración nacional, lo que reclamó que se replicara en cada provincia.

Al marcharse del gobierno, la alianza de Cambiemos (PRO, UCR, CC, ARI,…) la deuda sobre los recursos provinciales se habrá duplicado. Las provincias más endeudadas son (en su mayoría) quienes se beneficiaron con el reparto nacional de recursos, con la de Buenos Aires a la cabeza (acompañadas por Chubut, Neuquén, y Jujuy). Las casi desendeudadas son San Luis y La Pampa.

Macri regaló recursos nacionales abonándole a los fondos buitres más de lo que reclamaban. Era su forma de hacerse ‘confiable’ para el mercado fincnaiero internacional.

Lo hizo con la promesa del presidente a los argentinos, que ello permitiría el ingreso de inversiones y el acceso libre al mercados de capitales (para la Nación y las provincias).

El desastroso resultado está a la vista: Macri llevó al país al default. Todos creyeron que las deudas no se pagaban, y desde las provincias se dedicaron a tomarlas en forma desproporcionada a su nivel de recursos. Hundiendo a sus ciudadanos en tomas de deudas donde tomó mayor importancia (y cómo) el endeudamiento en dólares.

Así, mientras las provincias recaudan (en impuestos) a sus ciudadanos en pesos, deberán afrontar pagos en dólares (cada vez más fortalecido ante el peso).

Entre 2004 y 2015 el endeudamiento de las provincias se incrementó el 258% (en etapa de crecimiento económico). Entre 2016 y 2019 (con Macri), en apenas 4 años, el aumento de la deuda fue del… 542% (con caída económica año tras año).

En 2015 el monto de la deuda era de 269.384 millones de pesos. Hoy es de… 1,73 billones (creció el 542%). Pero además, se duplicó en relación a la recaudación y a la coparticipación de impuestos: del 22,7% (en 2015) pasó al 42,6% (2019).

Macri usó la emisión de deuda externa como el único mecanismo para responder a sus megadevaluaciones, la baja de las retenciones, la caída del consumo y la baja de la producción.

El presidente facilitó y alentó el endeudamiento de cada provincia para ‘generar’ recursos en las alicaídas arcas provinciales. En el 2015, las provincias tenía en manos nacionales el 35,1% de la deuda; en 2019 es de apenas el 12,4%. Ello obedece a que se han hiper-endeudado pero en dólares y con privados.

La deuda en bonos provinciales pasó de 47% (en 2015) al 71,5% (en 2018), y en mayoría en dólares. Para el Observatorio de Deuda del ITE German Abdala, la suma de las deudas emitidas por las provincias en moneda extranjera a julio de 2019 es de: 12.299,50 millones de dólares (el 6,8% de toda la emisión pública y privada).

Cada vez que las maniobras políticas y económicas de Macri producen un aumento del dólar, se sacuden las arcas provinciales (y sus contribuyentes). Tanto es así que la última devaluación generada por las declaraciones de Macri (tras el resultado de las elecciones PASO) significó un aumento de… 350.000 millones de pesos.