Dom. 02. Oct 2022, Santa Fe - Argentina
Por el país

SANTA FE: AHORA LAGNA... (PORTAZO O DESPIDO ?)

SANTA FE: AHORA LAGNA... (PORTAZO O DESPIDO ?)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  El tema seguridad (o inseguridad) es extremadamente grave en la provincia de Santa Fe. El desastre construido por las tres gestiones socialistas-radicales entre 2007 y 2019 (Hermes Binner, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz) dejaron a la sociedad y las instituciones de rodillas ante el narcotráfico.

Semejante construcción –en todos los niveles- lógicamente que no puede resolverse en meses, ni en una gestión administrativa (como la actual 2019-2022) si lo desea. Se trata de un trabajo y accionar que llevará décadas.

En medio de ello se asiste a la irresponsabilidad de quienes habiendo sido responsables de “la herencia dejada”, aparecen haciendo proselitismo y opinando sobre el tema. Donde –para qué negarlo- los medios hegemónicos de comunicación –nacionales y regionales- hacen su interesado aporte para des-informar y destruir cualquier tipo de acción por revertir este verdadero narco estado santafesino.

La novedad del 10 de agosto de 2022 ha sido que el gobernador Omar Perotti aceptó la renuncia del Ministro de Seguridad, Jorge Lagna. Simultáneamente se conoció que lo sucede Rubén Rimoldi, un ex comisario general retirado.

Un exuniformado que ha sido totalmente crítico a cómo se ha tratado a la fuerza policial. También fue desplazada la jefa de Policía, Emilce Chimenti, siendo reemplazada por el comisario general Miguel Angel Oliva.

Lagna debía ser interpelado en la Cámara de Diputados horas más tarde (el lunes 10) de reunirse ‘de urgencia’ con Perotti. Pero no asitió, porque se fue o lo fueron...

Para algunos, al gobernador no le cayó muy bien enterarse que días atrás una mujer fue violentamente asaltada a metros de la Casa de Gobierno. Lo que en verdad, más que un hecho policial aislado, fue todo un mensaje político. Lo que días más tarde fue ratificado con las pintadas en Rosario con el mensaje: “Plomo y humo”. En este caso, con la elección política de estratégicos inmuebles como fueron: la Catedral, la sede de la Gobernación, la Municipalidad, el Patio de la Madera y el Barquito de Papel.

Un hecho político que es mucho más que un cambio de un funcionario; se trata de la ratificación que la situación es delicada, grave y que –sin intervención de entidades intermedias y de la sociedad-, el tema lejos de solucionarse, solo tendrá idas y vueltas para que el narcoestado (gobierne quien gobierne) continúe consolidándose.