Mie. 17. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

LA LUCHA SIGUE EN EL ESPACIO…

LA LUCHA SIGUE EN EL ESPACIO…

MADRID-ESPAÑA  (por Fabio A. Pérez, PrensaMare)  La pelea en la Tierra sigue en los aires y en el espacio. Así es; EEUU, Rusia y China continúan con acciones que dan cuenta de una pelea que va más allá de común.

En los últimos tiempos, Rusia –con su ayuda a Siria-, ha demostrado una efectividad contundente para detener las agresiones con misiles que han intentando EEUU e Israel. La pelea en el aire, favorece a los rusos de manera clara.

Pero esa disputa continúa en el espacio. Los chinos han demostrado un crecimiento tecnológico y científico que la posiciona como una nueva potencia espacial.

A mediados de abril de 2021, EEUU hizo conocer fotografías de un dron que habría sobrevolado Marte. Dicha noticia fue instalada inmediatamente por las cadenas internacionales como un gran triunfo.

Frente a ello, surgieron algunos interrogantes, y para algunos científicos europeos, la amplísima cobertura de ese vuelo, solo ha constituido una maniobra publicitaria tratando de opacar lo que iba a ser una noticia que los rusos darían a conocer en breve.

Y así sucedió. Porque el 20 de abril se conoció oficialmente que Rusia anunciaba al mundo que tendrá lista la construcción del primer módulo de su propia estación espacial para 2025.

Inclusive existe la posibilidad que –además-, abandonaría la Estación Espacial Internacional (la ISS). “El primer módulo básico para la nueva estación orbital rusa ya está en construcción. El objetivo es que esté listo para ser lanzado en órbita en 2025”, reveló el jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin.

Para que no quedaran dudas de ello, inclusive se dio a conocer un video que muestra los trabajos del proyecto. Respecto a la estación ISS, los rusos han hecho varios cuestionamientos, sin que fueran escuchados. Ocurre que la misma está en cuestionamiento, pues posee módulos que han llegado al final de su vida.

Todo indicaría que la ISS podría continuar con su vida útil en el 2030, pero que para el 2025 tendrá innumerables fallas y problemas. Una especulación es que la base rusa podría instalarse en una órbita más alta que la que tiene la ISS y con ello servir de “punto de transferencia intermedio para vuelos a la Luna”.

La explotación de la Estación Espacial Internacional (ISS) ha sido uno de los pocos ámbitos de cooperación entre Rusia y Estados Unidos; pero existen tensiones desde 2014.