Dom. 14. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

OCCIDENTE SIGUE IGNORANDO A EURASIA (Rodolfo O. Gianfelici)

OCCIDENTE SIGUE IGNORANDO A EURASIA (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Durante décadas EEUU y occidente ignoraron a China. La “descubrieron” cuando el presidente Richard Nixon y su asesor Henry Kissinger decidieron que era nacesaria establecer relaciones para tratar de debilitar a la Unión Soviética.

En estos últimos tiempos Washington, la Unión Europea y sus aliados repiten esa torpeza, pretendiendo desconocer a Eurasia.

Mientras ello sucede, China y Rusia lideran políticas de acercamiento, cooperación, entendimiento, inversión y amistad con numerosos países de ambos continentes.

Están a la cabeza de políticas de integración de Eurasia, estableciendo contúnuos lazos con países (y socios) de otros continentes. Para que se tenga una idea de lo que occidente ignora, citemos que el último Foro Económico Euroasiático, efectuado en Moscú entre el 24 y 25 de mayo, reunió a más de 3.000 delegados de 54 países.

El anfitrión Vladímir Putin recibió a los integrantes de la Unión Económica Euroasiática (UEE: mercado común entre Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Armenia), participando por videoconferencia el líder chino, Xi Jinping.

A quienes gusta hablar de desarrollo e intercambio comercial para mostrar los “beneficios” de occidente, habría que recordarles que el volumen del intercambio comercial entre China y los países de la UEE se triplicó en 2022; superó los... 243.000 millones de dólares.

Los objetivos de Putin y de Xi Jinping, no solo se centran en avanzar en infraestructuras que aumenten la conectividad en el continente, sino que apuestan por una Eurasia soberana tecnológicamente y económicamente.

Inclusive se suele ignorar que entre estos países avanza a pasos agigantados en comerciar usando sus monedas nacionales en el comercio regional, dejando de lado al dólar.

Pero este creciente poder de Eurasia no se queda encerrado entre sus fronteras integradas, sino que Putin ha planteado de manera clara el seguir construyendo “lazos de amistad" con países en otros continentes; particularmente con naciones latinoamericanas.

En ese sentido, el destrato histórico de EEUU con estas naciones a las que considera dentro de su “patio trasero”, ha dejado abierta numerosas puertas que tanto China como Rusia ya están aprovechando para sus avances.

Y como todo tiene que ver con todo, resulta de vital importancia el crecimiento del BRICS, que ya integran Rusia, China y Brasil, y al que en breve se agregará Argentina. Todo lo cual refuerza el estrechar relaciones, continuar creciendo o ofreciendo nuevas oportunidades de intercambios. No pudiendo ignorarse que recientemente el presidente venezolano Nicolás Maduro "solicitó ingresar como miembro observador en la Unión Económica Euroasiática".

Mientras el sistema ecnómico, bancario y financiero mundial que responde a los intereses de EEUU, Reino Unido y algunos aliados trabaja denodadamente creando trabas y problemas para complicar logística y las transacciones financieras entre la UEE y los países latinoamericanos, ellos dan respuestas efectivas y concretas para eludirlas.

Una situación que evidencia el progreso y ánimo por apostar a favor de estas acciones de parte de países latinoamericanos, que significa (a la par) el mayor aislamiento estadounidense.

Occidente sigue negando a Eurasia. Inclusive la misma crisis militar creada por Washington y la OTAN, y alimentada por la Unión Europea y aliados en Ucrania es la mejor demostración de ello. Se pretendió aislar a Rusia y sin embargo los primeros en pagar la andanada de sanciones contra Moscú terminó siendo la Unión Europea.

Para quienes no lo sepan, hubo un líder mundial que supo afirmar que “La realidad es la única verdad” (Juan D. Perón). Y en ese sentido, se está produciendo una gran disminución de la participación del dólar en el comercio internacional. En los últimos 10 años esa caída ya está en el orden del 25%. Inclusive aquella sensacional supremacía de la participación de la economía estadounidense en el PIB global, se ha caído ahora, al 24%.

Hasta cuándo occidente va a seguir ignorando a Eurasia...? Es un tema que deberán resolver Washington, Londres, Bruselas... mientras tanto el mundo avanza hacia la integración, la cooperación, el multilateralismo y hasta ya se trabaja en forma concreta en la posibilidad que el BRICS lance su propia moneda común.