Mie. 17. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

HABLANDO DEL IMPUESTO A LOS MULTIMILLONARIOS…

HABLANDO DEL IMPUESTO A LOS MULTIMILLONARIOS…

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Cuando el peronismo gobernante comenzó a analizar la posibilidad de establecer por única vez un impuesto a la riqueza que pagarían los multimillonarios del país, inmediatamente se prendió la luz de alerta en dicho sector.

Claro que como siempre, no salieron a autodefenderse de manera directa, porque ello los hubiera puesto en una posición incómoda (odiosa y hasta repudiable) ante el grueso de la sociedad.

Partamos de la base que estamos hablando de una minoría muy pequeña de ciudadanos. Ínfima por cierto, ante amplios sectores populares (sectores bajos, sectores medios, y sectores medios altos que se creen burgueses).

Fue así que utilizaron a sus empleados de siempre, los opinadores, analistas, los medios formadores de opinión, y aquellos que aceptan a rajatablas la agenda periodística diaria (que manejan a gusto e piacere) Clarín y La Nación.

Fue así que inmediatamente se opusieron, y rápidamente le dieron un tiente anti, como vienen haciendo desde hace una década. Acusaron que se trataba de una maniobra del kirchnerismo, en una forma clara y hasta policíaca de pretender hacer creer que porque dicho sector político puede pensar una idea, la misma debe ser descalificada de plano.

Lo concreto es que es cierto: quienes trabajan en ese proyecto son los diputados Máximo Kirchner (Partido Justicialista) y Carlos Heller (Partido Solidario). La propuesta es gravar a contribuyentes con un patrimonio superior a los $ 200 millones.

Los medios hegemónicos buscan descalificar el proyecto, pero lo cierto es que nuevamente Kirchner aparece como el que ha realizado un gran trabajo político para lograr su aprobación. Se sabe que es el hijo de Néstor Kirchner y de la actual Vicepresidenta; pero él posee vuelo propio. Lo ha demostrado en su gran tarea realizada en la provincia de Buenos Aires para lograr la unidad peronista. También en la relación que mantiene con intendentes y con el actual gobernador Axel Kicillof. Y por si fuera poco, el el Presidente del Bloque de Diputados peronistas.

En cuanto a Heller, es un legislador llegado a la Cámara en el 2009, con amplia experiencia, y que además hoy es el titular de la Comisión de Presupuesto.

En un principio –se sabe- al Presidente Alberto Fernández no le cayóbien esta idea, pero luego la aceptó y la avala. Sería un pago único correspondiente al 2% del patrimonio declarado (superior a los $ 200 millones); una cifra cercana a los 3 millones de dólares. Habrá escalas crecientes, llegando al 3,5% para quienes posean más de $ 3.000 millones.

Siendo interesante destacar que fue Heller el encargado de lograr el apoyo total delos legisladores peronistas y aliados, pues había quienes deseaban que el impuesto fuera aún ‘más duro’.

Eso le permitiría al Estado recaudar entre $ 200.000 y $ 220.000 millones. También el Ministro de Economía, Martín Guzmán le había dado el apoyo a esta iniciativa.

Si bien para algunos esta recaudación es vista como una gran herramienta política y hasta sospechan que podría ser usada “políticamente” (¿?), sería apenas una ayuda a todo lo que está invirtiendo el Estado en la pandemia.

Tanto es así que el ‘rojo’ primario en las cuestas públicas en marzo fue de… $ 124.727 millones. Lo que significa un incremento del 70% (comparado con marzo de 2019). A todo ello, losingresos (comparados ambos meses) se elevaron un 30%, lo que significa que estuvieron un 20% por detrás de la inflación que produjo el macrismo (marzo-diciembre 2019) y lo que va del gobierno peronista.

Pero también resulta interesante mirar fronteras afuera, como gusta a los dependientes culturales, que lo hacen cuando les conviene y lo oculta cuando no.

En Bolivia existe un proyecto en marcha impulsado por la oposición del MAS. En Brasil trabajan sobre la base de 4 proyectos legislativos, con apoyo político, de asociaciones no-políticas, y con apoyo de la centra sindical CUT. En Chile un sector del Partido Comunista quiere gravar al 1% más rico.

Los ecuatorianos analizan una propuesta del Movimiento Revolución Ciudadana, para que paguen quienes superen diferentes valores, sean privados, bancos, como empresas (diferentes porcentajes para cada sector). En Perú la propuesta también es de dos sectores opositores: Nuevo Perú, y Frepap; destinada a empresas y a personas.

Respecto a Europa, aparece España donde tanto Unidas Podemos como de Más País avanzan en sus proyectos. En cuanto a los italianos, un sector del oficialismo del Partido Democrático propone diferentes escalas, a partir de los 80.000 euros de base.

En Rusia la idea de Vladimir Putin es que abonen una alícuota del 13% sobre los intereses de cuentas bancarias superiores al millón de rublos. Mientras que en Suiza, los opositores Partido Suizo del Trabajo, y el Partido Obrero y Popular, proponen un 2% de pago para quienes dispongan de más de 3 millones de francos.

Inclusive en EEUU, el que fuera precandidato demócrata Bernie Sanders incluyó en su plataforma el impuesto a la “Riqueza Extrema”. Lo planteó antes de conocerse la pandemia, por lo que con ella en las calles mundiales, de seguro que se habría fortalecido.

Los medios hegemónicos y unos cuantos políticos de la derecha y el neoliberalismo se oponen a este proyecto. Están defendiendo lisa y llanamente a las 44.000 personas (sobre un total de 47 millones de habitantes).

Están defendiendo el patrimonio de los 50 más ricos del país, que en total suman… 57.340 millones de dólares (lo que es lo mismo: 3,6 billones de pesos).

Hablando de nombres y apellidos, están defendiendo a las familias de Paolo Rocca (el que despidió 2.500 empleados en plena pandemia; Grupo Techint); de Gregorio Pérez Companc (Molinos Ríos de La Plata), de Alejandro P. Bulgheroni Gupo Bidas), de Alberto Roemmers (Laboratorios Roemmers), de Marcos Galperín (Mercado Libre), de Jorge Pérez (Related Group)…

En abril, el pago del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia, de $ 10.000) le significó al Estado una erogación de $ 78.000.

El listado encabezado por Paolo Rocca, suma un total de 49 personas (o familias), con un patrimonio superios (cada uno) a los… 360 millones de dólares. Allí también aparecen –entre otros-, familia Werthein, Eduardo Eurnekian, Francisco de Narváez (se acuerdan del diputado colombo-argentino…), Alfredo Coto (el que no le otorga protección a sus empleados supermercadistas…), Juan C. Bagó y Sebastián Bagó (los de los laboratorios), Felipe Noble Herrera y Marcela Noble Herrera (herederos del creador del diario Clarín…), Enrique Eskenazi (del grupo Petersen…), Jorge H. Brito (Banco Macro y directivo de River Plate…), familia Urquía (Aceitera General Deheza…), Héctor H. Magnetto (el mandamás de Clarín…), familia Vicentín (agroexportadores hiper-beneficiados por un crédito impagable que les dio Mauricio Macri…), familia Macri (no necesita presentación…), familia Born (los de Bunge y Born…), Lionel Messi (el futbolista…), y Marcos M. Mindlin (de Pampa Holding…). Todos ellos –según la revista especializada Forbes- suman un patrimonio total de 57.340 millones de dólares

Como se puede apreciar este proyecto impulsado por el peronismo, sobre la base de la idea de Kirchner-Heller no es un “invento kirchnerista”. Tampoco significa que se ponga en riesgo la inversión extranjera; mucho menos que se atente contra la seguridad jurídica.

Esta propuesta se discute en otros países del mundo; inclusive en países donde la prensa hegemónica gusta (y recomienda) mirar siempre.

No se plantea un impuesto pensando en nacionalizaciones, o expropiaciones; tampoco se pone en duda la titularidad de las empresas o la obtención del patrimonio. Simplemente se basa en un hecho totalmente necesario en esta excepcional etapa.

Es solidaridad. La misma que reclaman hipócritamente la derecha, los neoliberales y los medios hegemónicos en sus poco creíbles expresiones en tiempos de pandemia.