Dom. 14. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

DE FUTBOL (Jorge A. Molinari)

DE FUTBOL (Jorge A. Molinari)

MONTEVIDEO-URUGUAY (por Jorge Aniceto Molinari)  (Abordando eso gris, que parece la teoría).

Mis conocimientos de futbol creo que son los del común de la gente en esta zona del planeta.

En la práctica fui un discreto “patadura” pero como hincha siempre me gustó y me gusta opinar.

Es un juego colectivo, como la política, donde las individualidades importan, pero más aún importa el plan de juego y el conocimiento de los propios y de los ajenos.

Ahora acá en el Uruguay parecería que ha comenzado la era “Bielsa”, un profesional serio, estudioso e informado. Lo demás el juego lo dirá, porque esto que apasiona no es más que un juego.

Lo dije y lo repito, es un juego propio del capitalismo, cuando emerja el socialismo en su predominancia ecuménica, hoy predomina el capitalismo aun cuando en su nuevo centro China y Vietnam juegan un papel decisivo, en el socialismo cada jugador tendrá su pelota, y ya no será un juego donde todos corren y tratan de hacer su juego con una pelota.

En mi niñez y juventud, en el fútbol era fundamental lo que ahora es el cinco. Eran los tiempos de Obdulio Varela, de Rubén González, de Néstor Tito Goncalvez (Foto), eran jugadores para ese puesto que dirimía la capacidad colectiva del equipo. Son solo algunos ejemplos.

Luego en el tiempo, la naranja mecánica de la entonces Holanda, obligó a pensar variantes,  acá surgieron los equipos con doble cinco.

Esto surge a raíz de lo que para mí es no utilizar todas las posibilidades con el juego de Polenta en Nacional.

Polenta no es zaguero, asume esa función pero no la siente, no sé si su capacidad actual le permitiría jugar de cinco, pero sus mejores actuaciones desde sus inicios han sido de la mitad de la cancha hacia delante.

Las comparaciones son odiosas, pero recordemos la zaga de Revelez y De León, Revelez comenzó jugando de 10, a los dos la ubicación de zaguero les permitía rendir para el equipo, y teniendo condiciones no lo harían mejor en otro lugar.

En síntesis las individualidades desnivelan, si hay un juego colectivo amalgamado. Los rivales juegan. Nacional tiene uno de los mejores planteles del medio, pero es tal el desorden que aún no saca lo mejor del juego que le es posible hacer.