Lun. 22. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
De todo

ARGENTINA: VOLVIÓ EL FÚTBOL, VOLVIERON LAS “TRUCHADAS”

ARGENTINA: VOLVIÓ EL FÚTBOL, VOLVIERON LAS “TRUCHADAS”

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Regresó el público a los estadios de fútbol. Un retorno esperado, reclamado y necesario.

Las autoridades autorizaron una presencial del 50% de la capacidad de los estadios. Sin embargo, las dirigencias deportivas mostraron su irresponsabilidad y burla sobre las normas de seguridad; una “truchada” (entiéndese por dicho término a una acción falsa o ilegal).

Ya han sido denunciados los presidentes de River Plate y de Vélez Sarfield, Rodolfo D’Onofrio (foto), y Sergio Rapisarda –respectivamente-. Están imputados por el exceso de público en los partidos; delitos que contemplan penas de prisión de hasta 2 años. Pero donde –lamentablemente- los argentinos saben que todo va a quedar en la nada.

D’Onofrio y Rapisarda fueron responsabilizados como máximas autoridades de cada una de las Comisión Directiva de sus clubes. La noticia fue confirmada por el Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Bautista Mahiques, tras los allanamientos al Estadio Monumental.

Desde la fiscalía entienden que permitieron que ingresaran a los respectivos estadios más concurrentes que los que habían sido autorizados. El artículo 205 del Código Penal (que reprime la violación de normas dispuestas para controlar una pandemia), los directivos de ambos clubes pudieron haber infringido el artículo 239 de esa ley.

En el allanamiento del lunes en River Plate fueron secuestradas cámaras de seguridad, servidores donde quedaron alojadas las imágenes del sistema de monitoreo, registros de los molinetes y documentación sobre el personal estable y contratado para el operativo de acceso a las gradas.

El lunes se produjo el partido Colón-Banfield en el Estadio Brigadier López. Y en puertas del mismo se produjeron acciones de violencia, impulsados algunos por grupos de barrabravas, pero también por socios (que no respondían a dicho grupo de alrededor de 400 personas). Como resultado de ello hubo agresiones, 5 policías heridos y 4 detenidos.

Ocurrió que se había dispuesto el cierre de las puertas de ingreso porque se había completado el tope dispuesto por inspectores municipales. Sin embargo, quedaron cientos de socios con entradas en mano que reclamaban poder ingresar.

Resultó evidente que también en Colón se habrían vendido más entradas de las autorizadas. En ese sentido, resultó llamativo que en medios radiales el martes por la mañana el presidente colonista, José Vignatti, se disculpara ante quienes no pudieron ingresar. Esa disculpa cómo puede entenderse:

Como un error matemático en cuanto al cálculo de los inspectores municipales y el cálculo de los dirigentes colonistas...?

Como que se produjo una venta de entradas superior a las autorizadas por el municipio...?

Como una simple irresponsabilidad, una simple “truchada”...?.