Dom. 02. Oct 2022, Santa Fe - Argentina
Ámerica

CHILE: RECHAZO AL CAMBIO DE CONSTITUCIÓN

CHILE: RECHAZO AL CAMBIO DE CONSTITUCIÓN

SANTIAGO-CHILE (PrensaMare)  La sociedad chilena no aceptó la nueva constitución que pretendía reemplazar a la de 1980, redactada en plena dictadura por decisión de Augusto Pinochet.

El “Rechazo” ganó por el 61,9% de los votos, frente al 38,1% del “Apruebo”. Se prevía que el ‘no’ se impondría, pero no con tanta contundencia.

Los sectores derechistas como de la democracia cristiana se consideran los grandes ganadores.

Tras conocerse el resultado, el mandatario Gabriel Boric afirmó que “En Chile las instituciones funcionan. Este 4 de septiembre la democracia chilena sale más robusta… El esfuerzo realizado no será en vano, porque así es como mejor avanzan los países, aprendiendo de las experiencias y volviendo sobre sus huellas para buscar nuevas rutas. El pueblo chileno no quedó satisfecho con la propuesta de constitución. Esta decisión exige a nuestras instituciones y actores políticos que trabajemos con más diálogo, más empeño, respeto y cariño”; lo hizo al hablar en cadena nacional.

Agregando: “Hay que escuchar la voz del pueblo, no solo este día sino todo lo acontecido en estos últimos años intensos que hemos vivido. No olvidemos por qué estamos aquí. Ese malestar sigue latente y no podemos ignorarlo... Me comprometo a construir en conjunto con el Congreso y la sociedad civil un nuevo texto que interprete a la gran mayoría ciudadana”.

Mientras la constitución pinochetista continuará vigente, la derecha sostuvo: “Ratificamos nuestro compromiso por una nueva y buena Constitución”. Fue en un comunicado conjunto de los tres presidentes de Chile Vamos (coalición de derecha opositora). Los firmantes fueron Javier Macaya (Unión Demócrata Independiente), Luz Poblete (Evópoli) y Francisco Chahuán (Renovación Nacional).

Votaron 13 millones de personas (en forma obligatoria), sobre un total de 15 millones habilitadas para sufragar.

El nuevo texto constitucional aspiraba a dejar atrás la Constitución de 1980 que, luego sufrió ciertas modificaciones en democracia. Aquella fue un objetivo de Pinochet, teniendo a Jaime Guzmán como su principal ideólogo. Neoliberal, privatista y debilitadora del Estado; un modelo clásicamente neoliberal.

Se buscaba transformar y superar dicho modelo, garantizándole a los ciudadanos educación, salud y calidad de vida; con un avance enpolíticas de género; revalorizando a los pueblos originarios y protegiendo el medio ambiente. También asegurando las condiciones para el embarazo, como la interrupción voluntaria.

Lo cierto es que la sociedad se expresó y ha sido contundente. Si es verdad que ‘los pueblos no se equivocan’, resultaría interesante analizar a la sociedad chilena y esta expresión.