Dom. 14. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

REUNIÓN CIA – TALIBANES: RATIFICACIÓN DE UNA DERROTA

REUNIÓN CIA – TALIBANES: RATIFICACIÓN DE UNA DERROTA

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  El 15 de agosto los talibanes tomaron la capital afgana, Kabul. La situación ha sido tan desastrosa desde punto de vista militar, político y diplomático que Josep Biden decidió enviar de urgencia la mismísimo Director de la CIA, William Burns, al país asiático.

Llegó y con el máximo secretismo, mantuvo un encuentro en la capital, con el cofundador del movimiento de los talibanes, Abdul Ghani Baradar.

Si bien este encuentro trató de mantenerse en secreto, fue el diario The Washington Post, el encargado de darlo a conocer oficialmente al mundo. Ha sido la mayor demostración de la rotunda derrota estadounidense, con el arribo a Kabul del máximo diplomático que posee Biden. Lo que expone la gravedad de la situación.

La intención del gobierno de EEUU fue la de poder extender al menos por un mes, la evacuación de estadounidenses (sin importarle la situación de los miles de aliados que se encuentran en Afganistán). Pero la decisión talibana ha sido la de ratificar que la fecha tope para el retiro de tropas extranjeras es el 31 de agosto.

EEUU decidió unilateralmente la salida, abandonando a sus socios y aliados, quienes se han visto sorprendidos y deben negociar en forma individual con los talibanes.

William Burns es un diplomático de extensa carrera que ha ocupado importantísimos cargos dentro de la estrategia de su país. Fue embajador en Rusia y Jordania; y Subsecretario de Estado del presidente Barack Obama.

Le correspondió acercarse a Irán (con negociaciones secretas en 2011 y 2012 en Omán). Estos encuentros se realizaron mientras Washington no mantenía relaciones diplomáticas con Teherán.

Burns fue recibido por el mulá Abdul Ghani Baradar, que fuera el encargado de llevar adelante la oficina política de los talibanes en Catar (fue allí donde negoció con EEUU un acuerdo y luego –julio 2021- con el gobierno afgano de Ashraf Ghani). Se trata de uno de los líderes del movimiento talibán.

A Burns le correspondió viajar a Kabul en abril 2021 para reunirse con el presidente Ghani. Allí analizaron la situación del país, el retiro de tropas estadounidenses, y la situación de las fuerzas de seguridad afganas, que habían sido ‘formadas’ por EEUU y la OTAN.

Mientras Biden enviaba a Burns a negociar y tratar de buscar una extensión del plazo, reclamó a su Asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, que extremara la velocidad de las evacuaciones.

Para que se tenga una idea de lo que significó la invasión de las potencias occidentales y su permanencia por 2 décadas, entre el 14 y el 25 de agosto EEUU ha evacuado 58.700 personas. Del lunes 23 al martes 24, en 37 aviones militares se fueron 12.700 personas; lo que constituyó la cifra más alta de evacuados en un solo día.

La situación es tan grave que en una reunión virtual del G7, analizaron el tema y reclamaron a Biden que la fecha del 31 de agosto fuera postergada. Lo que no ha sido escuchado por dicho mandatario.

Los talibanes han denunciado que EEUU (y algunas potencias europeas) están evacuando a afganos con conocimientos en diferentes rubros. Lo que privará al país de su capacidad para la reconstrucción. Afirman que existe una política clara de tales potencias para alimentar la salida de afganos; denuncian que existen millones de afganos que quieres ‘escapar’, pero las potencias se llevan a la materia gris afgana.

Dentro de esta maniobra ha aparecido la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, que reclama por “el trato de los talibanes hacia las mujeres y las niñas".

Esta política reclamó a los talibanes respetar “los derechos de todos aquellos que han sufrido durante décadas de conflicto". Lo cual es una contradicción suya, pues nunca antes se la escuchó preocuparse por los afganos.