Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

Y AHORA MAURICIO... QUÉ HACEMOS...? (Rodolfo O. Gianfelici)

Y AHORA MAURICIO... QUÉ HACEMOS...? (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Al final Mauricio Macri se dio el gusto –y mayúscula ambición-, y asumió casi silenciosamente al frente del PRO.

Toma la posta de su protegida Patricia Bullrich, a la que en su momento impuso a dedo, en una actitud que causó bastantes disgustos en su momento.

Ahora –o más bien desde hacía muchos meses-, las relaciones entre mabos comenzaron a transitar caminos paralelos. Ella se fue sublevando, hasta lograr construir su candidatura, sin esperar el visto bueno, aceptación o impulso de su gestor.

Un hecho que Macri jamás le perdonó.

Luego, en la última campaña electoral de elecciones Paso, no dudó en ignorarla y alimentar a Javier Milei. Lo que reiteró en la primera vuelta electoral, sentenciando a Bullrich al tercer puesto.

Tras la segunda vuelta y truinfo de Milei, Macri se imaginó convirtiéndose en el conductor político del nuevo presidente y su proceso. Pero se equivocó. En parte porque Bullrich –rápidamente- fue y negoció ‘por su cuenta’ con el presidente electo y se “vendió” como la garantía de seguridad interna y de relaciones en ese tema con EEUU e Israel.

Milei “compró”. No sólo porque se convenció que era lo mejor para él, sino porque –además- servía para debilitar a Macri. Para devaluarlo en una negociación, y para demostrarle que iba perdiendo poder en su propia fuerza.

Macri insistió en avanzar y en tomar el control del gobierno, pero ni Milei ni su grupúsculo de confianza se lo permitió.

Es cierto que una persona del macrismo, como Luis Caputo, se quedó al frente del importante Ministerio de Economía. Pero hasta allí llegó el ‘ceder’ de Milei. Inmediatamente puso un freno a cualquier acuerdo entre los dos partidos (La Libertad Avanza y el PRO).

Milei volvió a “comprar” en la seguridad que el ‘timbero financiero’ Caputo, le garantizaría acceso a créditos internacionales, a mercado de capitales, y a un buen acuerdo con el FMI. Pero hasta el momento... se equivó de compra.

Así, Macri llega a 5 meses de gestión presidencial de Milei, sin poder aparecer como el “conductor” (antes) o el “salvador” (ahora).

La mejor demostración es que asumió en el PRO en medio del silencio y sin tratar de ‘hacer olas’. Pero... porqué sucede esta situación...?

Porque todo indica que hasta él mismo está comprendiendo que no está ante un camino con pétalos de rosas, sino con partes de diferentes cáctus.

Vayamos analizando hechos, acciones, personajes y situaciones.

Patricia Bullrich ha perdido el control del PRO, a la vez que se acerca cada vez más a Milei. Lo hace de manera orgánica; ya no puede decir que es ‘una aliada desde el PRO’, sino que lo hace como una perdiosa en dicho partido a la que no le queda más remedio que convertirse en una integrante más de La Libertad Avanza.

Ella apuesta por sellar una incorporación pública (y si es posible con ‘bombos y platillos’) al mileimo para arrastrar seguidores del PRO, y que sea descartado Macri.

Ese salto y transformación en mileita no puede ser problema alguno si se tiene en cuenta su historial de saltos por diferentes fuerzas políticas. Una vez más, no afecta en nada su saltarina trayectoria...

Del lado de Horacio Rodríguez Larreta se prefirió el absoluto silencio. Disgustado con Macri, derrotado (en las Paso) y alejado de Bullrich, solo le queda observar. Pretende no comprometerse con el actual gobierno en una muestra de supuesto ‘centrismo’, cuando se trata de un hombre de la derecha, solo que trata de “tener buenos modales” clasemedieros.

Sí se sabe que en las charlas del larretismo anticipan que si Macri avanza y se asocia oficialmente con Milei, ellos darán un paso al costado saliendo a buscar heridos del radicalismo y de la derecha acomodaticia de siempre, para conformar una fuerza “alternativa” (¿?).

Porqué Macri asumió en absoluto silencio, y sin que sus medios de prensa amigos lo mostraran como encabezando un ‘regreso triunfal’...? Porque no ha podido organizar un evento multitudinario de dirigentes. Le fue imposible avanzar en un mega-acto de unidad.

Apenas le alcanzó al macrismo para una reunión por... Zoom y con algunas publicaciones en redes (anti)sociales...

Sus más cercanos leales han dejado trascender que ‘el jefe’:

* Garantiza que el PRO no se va a disolver dentro de La Libertad Avanza

* Continuará trabajando por integrar a Argentina al mundo, profundizando lo que considera ‘un freno’ de Milei

* Buscará consolidar su fuerza política fortaleciéndose con los gobernadores, intendentes y legisladores del PRO

* Ya está pensando en las elecciones del 2025, organizando y fortaleciendo la fuerza propia. Si Milei propone una alianza política, buscará sacar de ella el mayor provecho político (avanzando en el control del gobierno). Si ello no sucede, buscará competir y tratar de ganarle a La Libertad Avanza, y después esperar los últimos 2 años de gobierno de Milei.

Lo que no dicen sus allegados es que alguna información que le ha sido aportada a Macri, le advierte que existe el riesgo de un verdadero estallido social. Y en ese sentido, él no quiere quedar ‘pegado’. Entiende que si la situación es de extrema gravedad, que ‘el agua se lleve arrastrado’ a Milei, pero no a él.

Se autopercibe como ‘el garante’ de la democracia en caso que se produzca ese ‘arrastre’. Para lo cual mantiene una buena relación con la vicepresidenta Victoria Villarruel. Inclusive en sus charlas de pocos y leales asistentes, suele sostener que “tengo la gente para un nuevo gabinete”...

Su idea de tomar el control del gobierno fracasó. Los meses pasan y Milei sigue gobernando y él sin poder influir absolutamente en nada (ni dentro ni fuera del gobierno).

Milei desprecia a Macri, más allá de que en sus encuentros se muestre amable y haga como que lo escucha. Para colmo, la influyente hermana tarotista, Karina Milei, busca por todos los medios impedir cualquier avance de Macri sobre su hermano.

Sabe que ello significará recortarle el poder a ella; de allí que haga todo lo que puede para alejarlo.

Qué hará Macri...? Pocos lo pueden predecir; lo único seguro que se puede afirmar de él es que centra sus objetivos solo en la maldad.