Dom. 14. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

ENTRE LOS 5 Y LOS 3, LA CORTE SUPREMA... (Rodolfo O. Gianfelici)

ENTRE LOS 5 Y LOS 3, LA CORTE SUPREMA... (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Entre los 5 y los 3, la Corte Suprema de Justicia. Es claro y sencillo: Entre Los Cinco Grandes del Buen Humor, y los Tres Chiflados, los cuatro personajes más impresentables de la (in)justicia argentina.

Esta Corte ha tenido fallos vergonzantes; se ha transformado en ‘juez y parte’ del Consejo de la Magistratura; funciona en consonancia con el poder político de Juntos por el Cambio; y por si fuera poco, ha sumado una escandalosa pelea interna.

Recientemente se conoció que los cortesanos Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, firmaron una resolución donde sostienen que no tiene validez la denuncia de Ricardo Lorenzetti contra la Obra Social Judicial. Lo acusan de haber intentado violar el Reglamento para la Justicia Nacional. Y dispusieron un traslado ´llamativo’ (o no tanto) de un personal de confianza de Lorenzetti...

Estamos hablando del máximo tribunal de justicia del país... Sin olvidar que el mismo enfrenta un juicio político que se lleva adelante en el Congreso nacional.

La guerra dentro del cuerpo constituye una muestra de su estado. Los firmantes de la resolución tratan de mentiroso a su par; que lo denunciado no tiene validez; y lo acusan de intentar violar el Reglamento (cuando anunció que iniciaría un "procedimiento legal" contra el directorio por su cuenta, sin una mayoría de cortesanos). Denuncia que incluyó de parte de Lorenzetti un reproche a los otros tres, por lo que consideró una pasividad ante las anomalías.

La nota de Lorenzetti se conoció públicamente a través del Centro de Información Judicial (CIJ) —el portal institucional del Poder Judicial—, y que generó la apertura de una nueva investigación (en los Tribunales Federales de Comodoro Py) impulsada por el fiscal Ramiro González.

El tema de la Obra Social (OSPJN)...

Es de clave importancia para el cuerpo, porque es uno de los ejes del juicio político. Inicialmente se pensaba (y así se focalizó) en Maqueda, que fue el responsable durante varios años. Posteriormente se amplió a Lorenzetti (con el impulso político de Coalición Cívica, en razón del duro enfrentamiento de su líder –Elisa Carrió- con dicho cortesano). Pero de resultas, todos –los 4- quedaron sospechados y salpicados; de allí que ahora traten de ‘salvarse’ cada uno como puede.

Como si el tema no fuera grave...

Recientemente se conoció que el Secretario General de Administración, Héctor Daniel Marchi (amigo y aliado de Lorenzetti), reclamó a los tres cortesanos -por segunda vez- que se aparten en una demanda por daños y perjuicios (por falsa denuncia) que él inició contra Elisa Carrió y Fernando Sánchez.

La causa hace cuatro años (4) que está en la Corte, sin resolverse y el denunciante entiende que ello beneficia a Carrió y Sánchez. De Marchi sufrió las consecuencias de ello...

Argumentó su pedido de apartamiento en que los supremos no pueden fallar sobre una dirigente que fue denunciante, y cuya agrupación (Coalición Cívica) promueve la acusación en el proceso de remoción. En el mismo texto también aludió a la obra social en una clara intención por despegarse de semejante problema.

El 4 de abril, Lorenzetti publicó en el CIJ...

El texto: "Nota del juez Ricardo Lorenzetti al directorio de la obra social". Allí acusaba a los directores de haber confeccionado un "informe irregular" sobre la OSPJN y de entregarlo tardíamente (13-2-2023), seis meses después que les fuera encomendado.

Además se planteaba la inexistencia de los Balances de los años 2021 y 2022; al carecerse de los mismos, no se puede determinar el destino de los fondos. Tampoco se dispone de los Presupuestos del 2022 y del 2023. Falta el software y el sistema contable.

Estamos hablando de mucho dinero, en la moneda en que se lo quiera consignar. Estamos hablando de manejos sospechados de dineros por parte del máximo tribunal de justicia del país, donde (alguna vez) se decía que allí descansaba la seguridad institucional del país...

Posiblemente ni los Cinco Grandes del Buen Humor, ni los Tres Chiflados se animarían a generar tanta risa como los cuatro cortesanos argentinos.